Home / Nacionales / Vacacionistas sufren ‘calvario’ para salir del DF
Vacacionistas sufren ‘calvario’ para salir del DF

Vacacionistas sufren ‘calvario’ para salir del DF

Los paseantes que pretenden salir del Distrito Federal hacia Morelos y Guerrero han tardado en llegar a la caseta de cobro hasta tres horas en recorridos que regularmente toman menos de 40 minutos.

En un recorrido hecho por MILENIO se pudo constatar que el tránsito vehicular se encuentra parado sobre Tlalpan, desde la estación del Metro General Anaya; así como en Insurgentes Sur, desde Eje 10, y Periférico.

El congestionamiento vial se hizo presente pese a que los carriles en Tlalpan, que van hacia el centro, fueron convertidos en reversibles.

Al platicar con algunos automovilistas que se vieron afectados por el tráfico, se les notaba molestos y desesperados y quienes pretendían guardar su lunch para el camino, lo adelantaron, y los que llevan su hielera con sus respectivas cervezas “comenzaron a sacrificarse”.

La chela nos ayuda

Mónica va acompañada por varios amigos con dirección a Acapulco, sin embargo, el tránsito los tiene parados sobre la autopista.

“Salimos desde temprano, y llevamos tres horas parados, textual: ‘parados’, no avanzamos más que cachitos. Y como traemos la hielera, por lo menos el viaje ya no se nos hizo pesado”.

Sus amigos, al mismo tiempo, gritaron que el conductor no toma, por eso lo tienen al volante y cuando pretende que le den algo, todos lo callan y le recuerdan que sus vidas dependen de él.

“Juan sabe que no debe tomar, porque si le damos una chela, pues ya estuvo que no salimos pa’ Acapulco, así que Juanito, ni modo (cuando le da un sorbo a su cerveza)”, dijo otro de los acompañantes.

Mónica tampoco puede relajarse con una “chela” porque le recuerdan que va como copiloto.

Películas para los niños

Issac, junto con su esposa y sus dos hijos, también quedó atrapado por el tránsito.

“Yo vengo de aquí por Perisur, pero no imaginamos que iba a estar parada la carretera. La ventaja es que la camioneta tiene pantallas, por lo que los niños ya llevan dos películas”.

Con cara de fastidio y cansancio, Issac dijo que en años anteriores no le había tocado tanto tránsito.

“Salimos como a las 9 de la casa, ya son más de las 11 y seguimos parados. Lo bueno es que ya falta poco para llegar a la casete, de ahí ya podemos acelerar”.

Ya no hay tortas para el camino

Francisco viaja con su esposa y sus dos hijos, nada más van a Morelos. Su recorrido ya es de más de tres horas, viven en el centro de la ciudad.

“Le hemos cortado por todos lados, Insurgentes, Periférico, Tlalpan, pero todo fue inútil. Quedamos atrapados en Tlalpan más de dos horas y aquí llevamos un tanto más”.

Los niños empiezan a gritar al mismo tiempo, de todo lo que han hecho en el carro: “ya cantamos, jugamos, comimos las tortas que nos trajo mi mamá para el camino, lo único malo ha sido la ida al baño. No es padre hacer frente a todos los carros”.

Francisco dice que su esposa había preparado unas tortas para el camino, pero no se imaginaron que un viaje de una hora y media, se convertiría en tres.

FUENTE: milenio.com

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top