Home / Locales / Se enfrentan transportistas en la capital; hay heridos graves
Se enfrentan transportistas en la capital; hay heridos graves

Se enfrentan transportistas en la capital; hay heridos graves

 Una supuesta cacería de vehículos piratas que emprendieron por separado transportistas de las organizaciones Costeg y Cetig terminó en el Zócalo, en el plantón del magisterio disidente (Ceteg), en destrucción de unidades, quemazón y heridos, varios de evidente gravedad.

Alrededor de las 15 horas, integrantes de la Coalición de Servidores del Transporte del Estado de Guerrero (Costeg) ingresaron al Zócalo armados con palos, varillas y machetes, y destruyeron los vehículos que tenían estacionados la Coordinadora Estatal de Transportistas Independientes de Guerrero (Cetig) –unas dos docenas, además carros particulares–, y golpearon a nueve de sus miembros, en el plantón de una fracción de la Ceteg.

Y parte del campamento (es decir casas de campaña) de los maestros, la mayoría ausentes en ese momento, también fue quemado.

En los meses recientes, la Cetig respaldó acciones de organizaciones sociales y se quedó con la fracción de la Ceteg del Zócalo para acompañar las acciones de protesta en apoyo a Ayotzinapa: desde entonces estacionaban algunos de sus vehículos en el plantón.

Todo comenzó en la mañana. Cada una de las organizaciones instaló módulos de revisión para detectar las unidades piratas: la Costeg se colocó cerca del mercado Baltasar Leyva Mancilla, y la Cetig, en el Centro, sobre la avenida Juárez, en inmediaciones del Zócalo.

El operativo de la Cetig, en el que participaron unas dos centenas encabezadas por su líder, Juan Tapia Mendoza, casi todos con tubos y palos, consistió en frenar en la parada de la Dirección del Colegio de Bachilleres, a cuanta Urvan rebasara el número 700 y de taxi, el 800 (aparentemente era la señal de irregularidad), para borrarles el número y retirarles la placa.

Ese operativo terminó con un chofer golpeado y algunos vehículos con cristales rotos.

En el mercado, los de la Costeg, liderada por Inocente Mojica Peña, instalaron otro filtro, con un mecanismo similar, a partir del número 560 en taxis. Muy temprano, por la radio XEUAG, el líder de esta organización, ligado al PRI, y el director de Gobernación, advirtieron de la confrontación.

Ambas organizaciones mantienen desde hace meses una disputa amparadas en una lucha por concesiones legales, y a raíz de eso hay antecedentes de violencia. Por ejemplo, en el saldo de esa relación, un miembro de la Cetig murió y otro quedó herido de bala, según denunciaron, al ser atacados a balazos por miembros de la Costeg en el fraccionamiento Villas del Sol, de Chilpancingo.

Antes de eso, en marzo pasado, incendiaron una Urvan en el puente cercano a la Fiscalía General del Estado (FGE), y según Mendoza Tapia, también lo hicieron los de la Costeg. Esa ocasión, la Cetig respondió con la retención de cuatro unidades de la ruta Chilpancingo-Petaquillas. La policía comunitaria del Fusdeg se sumó al conflicto y detuvo a seis miembros de la Cetig.

El ingreso

Cerca de las 3 de la tarde, en el andador Zapata se oyó el alboroto de la gente corriendo y los comerciantes cerrando sus negocios. Hombres con palos, tubos, varillas y machetes –se supo después que eran los transportistas de la Costeg que minutos antes salieron en marcha del mercado–, corrían en dirección al plantón de la Ceteg, entre gritos de arenga.

Los transportistas de la Costeg habían cercado casi todo el Zócalo. Algunos miembros de la Cetig permanecían en el campamento, y en cuanto escucharon que venían los del bloque contrario, mayor en número, salieron en sus vehículos y carros particulares del campamento. Al menos dos, sin medir velocidad, lastimaron con sus vehículos a algunos transeúntes.

Otros, ni siquiera alcanzaron a correr y les surtieron golpes y palazos. En el suelo se contó a nueve hombres maniatados, a quienes les escurría sangre por diferentes partes del cuerpo, a unos más que a otros, al final llevados en ambulancias por socorristas de Protección Civil que comentaron de la gravedad de algunos.

Lo que se vio, es que, por un lado, los miembros de la Costeg destruyeron a garrotazos las unidades de la Cetig estacionadas en el plantón y les prendieron fuego, y por el otro, golpearon a los transportistas del grupo contrario que se toparon.

Mojica Peña, en entrevista, entre los carros incendiados, dijo que fueron los miembros de la Cetig los que los recibieron con explosivos.

El Zócalo quedó entre cenizas, cristales rotos, esqueletos de vehículos humeantes al ser apagados por bomberos y la lluvia, y charcos de sangre.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top