Home / Locales / Se confrontan secretarios y mineros en la convención
Se confrontan secretarios y mineros en la convención

Se confrontan secretarios y mineros en la convención

La inauguración de la XXXI Convención Internacional de Minería se convirtió en el escenario de la confrontación entre los mineros y los secretarios de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Paquiano Alamán, y de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, éste último que llevaba la representación presidencial y que fue abucheado por casi medio auditorio en el Forum Mundo Imperial.

Todo comenzó cuando el presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México, Manuel Reyes Cortés, pidió en nombre del sector minero a las autoridades “moderación” a la hora de declarar zonas naturales protegidas, porque, dijo, eso, más las tendencias y “cultura mal informada” hacen difícil el acceso de los mineros a las comunidades “estimuladas por ideologías adversas”. Los derechos de las comunidades indígenas y las zonas arqueológicas, añadió, han complicado la expansión de la minería, y luego citó otros factores que afectan al sector como la carga impositiva y la impartición de los trabajadores en las utilidades, e incluso cuestionó la ausencia de autoridades militares en el evento que, según sus propias cifras, estará congregando estos cuatro días a alrededor de 10 mil personas.

Luego vino el turno del titular de la Semarnat, Paquiano Alamán, quien dijo que el gobierno federal reconoce al sector minero “pero también a la gran biodiversidad que tiene el país”, 10 por ciento de la existente a nivel mundial, y con especies endémicas, que sólo existen en México, lo cual entraña “una gran responsabilidad para poder cuidar este patrimonio que no solamente es de los mexicanos sino de todo el mundo”; se pronunció por el desempeño sustentable de la minería y reiteró que se reconoce la importancia económica del sector, pero también la importancia de su desempeño ambiental, y de las comunidades y las personas que viven en donde se realiza la minería.

Les advirtió que en lo sucesivo se aplicarían nuevas normas para incorporar “criterios ambientales” en el otorgamiento de concesiones, y que se prepara una alineación de las leyes aplicables al sector minero, como las que existen en Canadá –de donde proceden la mayoría de las mineras– y concluyó pidiéndoles “que se garantice la preservación del medio ambiente”.

Desde que se supo que el presidente Enrique Peña Nieto no asistiría –como suele hacerlo cada dos años el titular del Ejecutivo en turno– empezó a sentirse un malestar entre los mineros. Cuando le tocó el turno de hablar al gobernador, Rogelio Ortega Martínez, hubo un primer intento de silbido, tenue, en una parte del auditorio, que se encontraba lleno en sus dos primeros niveles.

Pero cuando tocó el turno del secretario de Economía, y representante personal del Presidente, los silbidos se hicieron notar con claridad. Duraron todo el tiempo desde que Guajardo Villarreal se levantó de su asiento hasta que llegó al pódium. La tensión era visible, y entonces el secretario habló fuerte: “Por respeto a los guerrerenses que están aquí, los compañeritos que están silbando, dejen de hacerlo”, les pidió. Y los silbidos cesaron.

Todavía Guajardo Villarreal se dio tiempo para remarcar, con un tono más alto en la voz, que su presencia en ese lugar era “con la representación del Presidente de la República”, y dijo que era la primera vez que dos secretarios de Estado acudían juntos a la convención.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top