Home / Locales / Por violencia, cierran centros de salud en Tierra Caliente
Por violencia, cierran centros de salud en Tierra Caliente

Por violencia, cierran centros de salud en Tierra Caliente

Médicos que laboraban en centros de salud ubicados en las partes altas de San Miguel Totolapan y Arcelia, dejaron sus lugares de trabajo por los acontecimientos sangrientos y de inseguridad vividos recientemente, por lo que se ubicaron momentáneamente como adjuntos en instalaciones de las cabeceras municipales de donde son originarios.

De esta manera lo explicó el jefe de la Jurisdicción Sanitaria 01, Enrique Robles Romero, y dijo que entiende a los médicos, pues la situación en la Tierra Caliente se ha vuelto muy complicada, y no está dispuesto, como responsable del sector, a exponer ni los bienes de los profesionales, ni su vida.

En Arcelia se ha dado un ambiente de profunda inseguridad con los últimos acontecimientos, dijo Robles Romero, y que al igual que en San Miguel Totolapan, se ha enterado que profesores y médicos han decidido abandonar, para no exponerse al peligro.

Robles Romero no puede resistirse a la petición de cambio y obligar a los médicos a que permanezcan en el área, pues nadie les garantiza nada, y al no solicitar los profesionales su baja, debe buscar, como jefe de la Jurisdicción Sanitaria 01, ubicarlos en un lugar provisional en tanto se define la situación de sus centros de trabajo.

Se incrementa la inseguridad

En Arcelia, y luego del secuestro de más de 21 personas el pasado 9 de enero, su liberación, al igual que en Ajuchitlán del Progreso con los cinco profesores, este martes se vuelve a dar otro caso de secuestro en donde se vieron involucrados dos niños.

La acción criminal de la mañana de este martes se dio luego de anunciar el refuerzo al sistema de seguridad con elementos de la Marina al municipio arcelense, por los acontecimientos del fin de semana del 9 y 11 de enero.

La policía informó que un grupo de civiles armados secuestró a cuatro integrantes de una familia en Arcelia; se conoció como parte de la denuncia de dos jóvenes que se salvaron de ser también secuestrados.

Se comentó que a las 9 de la mañana un grupo de gente armada llegó a la calle Pino Suárez y Caritino Maldonado Pérez, de la colonia Progreso, lugar donde se encuentra la vivienda de la familia atacada. Los individuos saltaron el portón y en el interior se encontraron con seis personas a las que sacaron las armas con la intención de llevárselos.

Sólo se llevaron a cuatro, dos de ellos niños de 12 y ocho años de edad, y son: Jonás Miranda Valladares, de 43 años de edad; Alejandra Villarreal Salinas, de 34 años; y los menores: Marco Antonio Miranda Villarreal y Diego de Jesús Miranda Villarreal.

Los denunciantes, dos jóvenes hermanos de 17 y 18 años de edad, Jonás Miranda Villarreal y Deyanira Miranda Villarreal, son quienes lograron escapar; los captores también se llevaron una televisión y un teléfono residencial.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top