Home / Locales / Paralizan 10 mil trabajadores al gobierno; exigen bono de partida
Paralizan 10 mil trabajadores al gobierno; exigen bono de partida

Paralizan 10 mil trabajadores al gobierno; exigen bono de partida

Más de mil trabajadores pertenecientes al Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg), suspendieron labores desde las 7 de la mañana en todas las oficinas de la administración estatal en el puerto, para exigir el pago de un bono de fin de mandato, así como el pago de estímulos a la antigüedad, el cual se ha retrasado durante 2015, y el incremento de 50 a 250 plazas y recategorizaciones.

José Enrique García Ríos, secretario de Trabajos y Conflictos de la sección 21 del Suspeg, que cuenta con 650 agremiados de Acapulco y Coyuca de Benítez, señaló que el paro de labores se replicó en todo el estado debido a una decisión consensuada con el secretario general del Suspeg, Adolfo Calderón, con la aprobación de secretarios seccionales, la base trabajadora, el personal supernumerario y trabajadores de lista de raya.

García Ríos manifestó que “el gobierno del estado se ha mostrado intolerante y no ha hecho ninguna negociación, exigimos el pago de bono de fin de mandato, así como el incremento que no se otorgó como estímulo a los años de antigüedad. Adolfo Calderón ha solicitado que otorguen los mismos beneficios a todos los trabajadores”.

La escena de oficinas cerradas y cartulinas con mensajes de exigencia, se repitió en los tribunales de justicia, las agencias de ministerios públicos adscritos del penal de Las Cruces, las oficinas regionales de la Fiscalía General del Estado, las administraciones fiscales, además de las coordinaciones fiscales de La Quebrada, Costa Azul, Diamante, Ciudad Renacimiento y Coyuca de Benítez.

También permanecieron cerrados el parque Papagayo, las agencias del ministerio público de Coyuca de Benítez, Jardín, Mozimba, Emiliano Zapata, La Garita, Ciudad Renacimiento y El Coloso, además de las oficinas del Registro Público de la Propiedad, Cici Renacimiento, la Secretaría de la Mujer, la Beneficencia y los juzgados penales.

En las cartulinas se leyeron mensajes como: “Exigimos el pago del bono sexenal. Es un derecho”; “No al acoso laboral”.

García Ríos indicó que “es un acuerdo a nivel estatal con toda la base trabajadora; se han sumado trabajadores supernumerarios, pues el beneficio será para ellos también”.

No hay dinero: Cienfuegos

El secretario general de gobierno, David Cienfuegos Salgado, señaló que la situación financiera del gobierno del estado impide cubrir la petición que han realizado los líderes del Suspeg.

Entrevistado en este puerto, Cienfuegos Salgado manifestó que “es un tema que no está presupuestado, no es posible utilizar en este momento cualquier otro recurso para pagar ese bono”.

Señaló que el domingo pasado se reunió con directivos del Suspeg para tratar el tema, y serán los directivos sindicales quienes evaluarán si continúa el paro de labores, o se buscan otras soluciones, como esperar recursos de la Federación que podrían bajar a lo largo de este mes, o esperar a la siguiente administración que correspondería al gobernador electo Héctor Astudillo Flores.

Toman oficinas en la capital

En Chilpancingo, el paro lo acompañaron con la toma de sus edificios. Por ejemplo, afuera de Palacio de Gobierno, las escaleras para ingresar estaban repletas de burócratas sentados, protestando por el pago de su bono. En el Palacio de Gobierno está el grueso de los empleados del gobierno del estado.

En la Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI), los empleados también permanecieron afuera durante todo el tiempo de la jornada laboral, en reclamo de su bono de 5 mil pesos.

Este tipo de escenas, se reprodujo en todas las oficinas de gobierno del estado, a partir de las 7 horas.

El bono es una gratificación impuesta desde hace muchos años, pero que no está instituida oficialmente.

El secretario general del Suspeg, Adolfo Calderón Nava, aseguró que con representantes del estado agotaron el diálogo para el pago del bono, que para esta fechas ya debieron asegurar.

Tecpan y San Jerónimo

En Tecpan, trabajadores de la sección Octava del Suspeg tomaron las oficinas estatales de la Secretaría de Finanzas (Sefina), de Transportes, de la Agencia del Ministerio Público, de Gobernación y el Juzgado del Distrito Judicial de Galeana, ubicadas en esta ciudad, así como de la Agencia del Ministerio Público en San Jerónimo.

Desde las 9 de la mañana un contingente de 10 trabajadores, encabezados por el secretario general de la sección Octava, Roberto Lorenzana Serna, inició con la toma de las oficinas de las dependencias estatales, las cuales se hicieron, según dijo, mediante los propios empleados que laboran en las instalaciones, mismas que cerraron y colocaron sellos de papel avisando que quedaban cerradas al público.

Reprochó además que las autoridades se rehúsan a atender otras demandas planteadas por los miembros del Suspeg, a través de su dirigente estatal Adolfo Calderón Nava, como la publicación en el Diario Oficial del Gobierno del Estado de la etapa 23 de Carrera Magisterial, entre otros.

Dijo también que como parte de la misma protesta, otro grupo de agremiados a la sección octava, tomaron las oficinas de la Agencia del Ministerio Público ubicadas en San Jerónimo, mientras que la dirigencia de la Sección 32 del Suspeg en Atoyac hacía lo mismo en las instalaciones de las oficinas estatales en esa ciudad.

RTG no paró

En Tierra Caliente, Radio y Televisión de Guerrero (RTG), fue una de las pocas que laboró, aunque también les habrá de alcanzar el beneficio en caso de otorgarse, pues también quieren su bono “igual que todos nosotros”, expresó el líder sindical de la oficina de Finanzas en la región, Amado Mendoza.

Indicó que van a buscar reforzar la detención de labores en los días subsecuentes con la unión de todos los trabajadores del estado adscritos a Tierra Caliente, ya que por lo pronto, si bien hay ya oficinas del gobierno del estado cerradas, hay unas más que siguen laborando.

El paro laboral y cierre de oficinas se dará en el ritmo laboral acostumbrado, de tal suerte que acudirán a cumplir su horario cotidiano para entrar, como para salir, pero sin el desempeño acostumbrado.

En estos momentos, explicó por su parte Noé Mendoza, del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, hay una gran confusión entre los trabajadores por la crisis financiera que atraviesa la entidad, una situación que no se veía ni con Zeferino Torreblanca Galindo, tiempo en que el bono fue cobrado si ningún contratiempo.

Esta vez hay una gran decisión de parte de los afectados, pues ya anteriormente se han movilizado por algunas políticas erróneas, y en solidaridad, los empleados, apelando a su espíritu de servicio, han tenido que mostrarse flexibles, pero en estos momentos ya hay cansancio, asentó.

Lo anterior, explicó Noé Mendoza, se obtiene de acuerdo a lo que les han informado el maestro Adolfo Nava, del comité central directivo, por lo que todos en conjunto han decidido no aflojar, y seguirán en la posición de protestar y no trabajar.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top