Home / Locales / No hay para bono; la crisis es gravísima: dice Ortega
No hay para bono; la crisis es gravísima: dice Ortega

No hay para bono; la crisis es gravísima: dice Ortega

El gobernador interino Rogelio Ortega Martínez advirtió que la administración estatal no cuenta con recursos para pagar el bono que exige el Sindicato Único de Servidores Públicos del estado de Guerrero (Suspeg), además de que no es una prestación que se encuentre estipulada en la ley, además de que la entidad “enfrenta una crisis gravísima”.

Enfatizó que la única forma en que se puede pagar la deuda es que la Federación intervenga.

Entrevistado en este puerto, subrayó que “por la crisis financiera que atraviesa el estado de Guerrero no tiene condiciones para pagar esta exigencia, es una exigencia que no está pactada laboralmente”, y advirtió que el paro de trabajadores del Suspeg es ilegal.

Ortega insistió: “no es que tenga oídos sordos, no hay dinero”, y recordó que “no lo planteé en este momento. Lo declare a la Nación entera, en el senado”.

Manifestó que “seguramente en mejores condiciones de la economía de Guerrero, yo sería una persona insensible si teniendo recursos le niego los recursos un bono que en otras ocasiones se les dio. La crisis es gravísima, no hay dinero para pagar”.

Ortega añadió que “no voy a endeudar al gobierno del estado en un periodo tan corto, recibí una deuda de 3 mil millones de pesos, la reduje 200 millones de pesos. Tengo la responsabilidad de entregar finanzas sanas al siguiente gobierno”.

Recalcó que “el bono que pide el Suspeg no está pactado. No hay bono salvo que la Federación entregue recursos, son 560 millones de pesos que invertimos en la nómina magisterial durante enero, febrero y marzo pasados, si ese recurso llega habrá posibilidades de pagar el bono”.

Se acabó la tolerancia

En referencia a las manifestaciones recientes en el contexto del primer aniversario de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, que se cumplirá el próximo 26 de septiembre, así como el ataque a oficinas de la Fiscalía General del Estado (FGE) el pasado lunes, Ortega Martínez manifestó que “es grave que se introduzcan a realizar acciones de violencia en oficinas públicas, transgrede la legalidad, lo hemos planteado de manera muy clara, hemos llegado ya a una situación en la que el límite de tolerancia extrema ha concluido, cada acción que se realice, sea quien sea, él que la haga tendrá que responder frente sus responsabilidades legales”.

El gobernador señaló que “hemos logrado a lo largo de todo el conflicto establecer acuerdos a través del diálogo y una política de tolerancia extrema, ya no tenemos la situación de hace 11 meses, bloqueos de autopistas y a las calles de ciudades durante horas”.

Indicó que “ahora son acciones aisladas que un grupo reducido de personas realizan en estos días; intentaron tomar la caseta y la carretera y no lo permitimos, de inmediato se intervino; ya no hay tolerancia con este tipo de temas, está muy hablado con líderes, no vamos a permitir que afecten el derecho de libre tránsito, el derecho de terceros”.

En cuanto a las acciones contra la FGE, Ortega Martínez mencionó que la Fiscalía inició un proceso de órdenes de aprehensión contra las personas que fueron identificadas, y puntualizó: “los acuerdos que se establecen en el diálogo se cumplen, llegamos al límite en que no podemos seguir permitiendo que se generen actos de violencia de manera impune y se transgreda la legalidad”.

Debe ser resuelto de una vez

El bono sexenal que reclaman los trabajadores del gobierno estatal, y que según algunas declaraciones del secretario de Gobierno, David Cienfuegos, deberá ser cubierto por el próximo gobierno, ni siquiera ha sido abordado en los trabajos de entrega-recepción, alertó el gobernador electo Héctor Astudillo, quien dijo que si es un recurso pactado con los trabajadores, y una situación extraordinaria, debe ser resuelto de una vez.

Cada quien, dijo, deberá absorber su responsabilidad y a él le corresponde después de que termine la actual administración.

Astudillo Flores inauguró ayer un taller para alcaldes electos priístas, al que asistieron 37 de los 39 presidentes municipales que tiene el PRI. En ese encuentro, les pidió tener una actitud cercana al pueblo, no poner a sus familiares en el gobierno, cuidar a quiénes ponen como secretarios de seguridad, sobre todo en los municipios donde la situación es delicada, que los cabildos no sean arena para las diferencias políticas, sino para el encuentro de coincidencias; y que sean gestores, para que no estén esperando que los recursos lleguen sino que ellos mismos salgan a buscarlos.

Después de inaugurado el taller, con la presencia de Guillermo de la Torres Sifuentes, representante del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (Inafed), dio una conferencia de prensa en un salón anexo.

“¿Qué les puedo decir?”, dijo en relación con el bono de fin de sexenio por el cual están tomadas todas las dependencias de gobierno. “Yo espero que lo resuelva. Según la información que tengo anda sobre 40 y tantos millones de pesos; es algo inesperado y seguramente van a seguir surgiendo otros asuntos”.

Dijo que el tema no ha sido tratado en el proceso de entrega-recepción, por lo que debe haber “alguna interpretación” de las razones por las que el secretario de Gobierno dijo que será la próxima administración quien le pague a los que están concluyendo su trabajo en el gobierno.

“Formalmente no hemos platicado absolutamente nada, y como no he platicado formalmente el tema ni con el gobernador ni con el secretario de Finanzas, no me doy por enterado. Sería muy grave que la entrega recepción se hiciera por los periódicos”, dijo.

Indicó no le incomoda el tema “pero cada quién tiene que cumplir con su responsabilidad”, aunque “tampoco le voy a decir a los trabajadores que voy a ser omiso”.

“No es –remarcó– un asunto para pagar una deuda inexplicable; si al final de cuentas está convenido que se le dé un bono y eso está establecido, entonces tendremos que ver la manera de resolverlo, pero, subrayo, no está en el tema de la entrega-recepción”, dijo.

Por otra parte, Astudillo Flores señaló que está consciente de que su gobierno enfrentará una situación no solamente difícil por los conflictos sociales, sino porque también lo será en cuestión de la administración.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top