Home / Nacionales / México ya eclipsó a Colombia en cultivo de opio y amapola: DEA; “crisis es la palabra”
México ya eclipsó a Colombia en cultivo de opio y amapola: DEA; “crisis es la palabra”

México ya eclipsó a Colombia en cultivo de opio y amapola: DEA; “crisis es la palabra”

En Guerrero los compradores afiliados a grupos criminales locales viven en su mayor parte en poblados con zonas de cultivo de amapola. Foto: Internet.

Por Redacción / Sinembargo febrero 13, 2015

Ciudad de México, 13 de febrero (SinEmbargo).– La mayor parte de la heroína que es vendida en Estados Unidos proviene de México, donde las incautaciones de esta droga, de goma de opio y de semillas de amapola han aumentado enormemente en un corto período de tiempo, refiere un análisis de InSight Crime, grupo dedicada al estudio del crimen organizado en Latinoamérica y el Caribe.

Pero no sólo las incautaciones han subido; también la producción y distribución.

“En general, en Estados Unidos estamos observando que hay un aumento enorme de heroína producida en México, a tal punto que creemos que ha eclipsado a Colombia”, dijo Rusty Payne a la organización, vocero de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus iniciales en inglés).

Payne dijo que los carteles mexicanos han encontrado importantes ganancias en el tráfico de heroína hacia Estados Unidos. “Estos criminales son verdaderos empresarios. Lo que les interesa son las ganancias y cuando ven el aumento exorbitante de la demanda de heroína en Estados Unidos, se acomodan al cambio”, comentó.

El pasado 3 de febrero, William Brownfield, subsecretario para Asuntos Antinarcóticos y de Procuración de Justicia del Departamento de Estado de EU, reconoció en un mensaje a medios que existe un incremento importante de la producción de amapola y heroína en México, situación que calificó como “crisis”.

“Crisis es la palabra correcta para hablar de la situación que ya tenemos en términos de la producción de la exportación y el consumo de heroína en nuestro continente, y me refiero en este momento a los tres países de América del Norte, Canadá, Estados Unidos y México. Creo que la crisis refleja la realidad de un número que está subiendo dramáticamente en áreas en las que no hemos tenido la misma colaboración en años pasados, en términos de heroína, y que habíamos tenido en cocaína y metanfetaminas, y esta crisis merece los esfuerzos de los gobiernos de México y Estados Unidos, y francamente de nuestro tercer socio, Canadá”, dijo Brownfield.

De acuerdo con el análisis de InSight Crime, la disminución de los precios de la marihuana y la creciente demanda por goma de opio han ocasionado que los agricultores a lo largo de la costa Pacífica de México encuentren su fuente de ingresos en el cultivo de amapola, “y de esta manera fortalecen el multimillonario comercio del opio en el país”.

Un reportaje de The Washington Post, publicado en abril de 2014 y del cual da cuenta el análisis, refiere cómo los precios de venta de marihuana en la región denominada el Triángulo Dorado –que comprende los estados de Sinaloa, Chihuahua y Durango– han caído de 100 dólares el kilo a menos de 25 dólares por kilo en los últimos cinco años.

La misma información indica que en contraste un kilo de goma de opio, utilizada para producir heroína, se vende por mil 500 dólares en la misma región.
En Guerrero, según cifras aportadas por la agencia norteamericana Associated Press (AP), el precio de la marihuana se ha desplomado a 17 dólares el kilo, mientras que un kilo de goma de opio se vende por cerca de 900 dólares.

Los residentes de la Sierra de Guerrero confesaron a AP, en un reportaje publicado en días pasados, que no hay consumidores locales de la droga. Dijeron que odian el sabor amargo de la pasta, pero a veces la usan para refregarse las encías y calmar un dolor de muelas. “Todo es para la exportación. Es un negocio de miles de millones de dólares, en su mayoría del cártel de Sinaloa”, refiere el reporte.

Al respecto, Payne dijo a InSight Crime que aunque el Cartel de Sinaloa maneja gran parte de la producción de goma de opio, hay otros grupos con intereses en el negocio. “Sinaloa no es el único actor cuando se trata del tráfico de heroína. Definitivamente hay otros, así como redes más pequeñas que tienen relaciones menos rígidas con los carteles”.

Este sistema, dice el análisis, ha llevado a enfrentamientos entre grupos rivales, especialmente en el estado de Guerrero, donde numerosas bandas criminales menores, como Guerreros Unidos, Los Rojos y Los Pelones, presuntamente luchan por el control de regiones de cultivo de amapola.

Sean Waite, agente auxiliar especial de la DEA a cargo del despacho en el distrito de Albuquerque, le dijo a InSight Crime que las organizaciones mexicanas que proporcionan heroína a la región sureste de Estados Unidos “tienden a ser relativamente pequeñas” y suelen pagar impuestos a las grandes organizaciones criminales para que les permitan hacer su trabajo.

Por su parre, Payne dijo que los carteles mexicanos, que antes producían alquitrán negro de baja calidad y traficaban las variedades colombianas, de mejor calidad, ahora están produciendo heroína marrón, así como heroína blanca de alta calidad. De hecho, dijo, México parece estar superando a Colombia como el principal productor de heroína para el mercado estadounidense.

Datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), citados en el análisis, muestran como las incautaciones de heroína, goma de opio y semillas de amapola han aumentado enormemente en un corto período de tiempo.

Las cifras indican que las fuerzas armadas incautaron 259 kilos de heroína en 2014, un 42 por ciento más que el año anterior. En tanto, las incautaciones de semilla de amapola pasaron a ser más del triple —de 871 kilos en 2013 a 3.600 kilos en 2014— y las incautaciones de goma de opio se quintuplicaron durante el mismo periodo
A finales de enero del presente año, la Policía Federal informó que en coordinación con personal del Ejército se localizaron y destruyeron dos plantíos de amapola en el municipio de Arcelia, Guerrero.

Por medio de un comunicado de prensa, se dio a conocer que ambos plantíos sumaron 6 mil 600 metros cuadrados de superficie total en predios ubicados en la localidad de La Providencia, municipio de Arcelia, donde las fuerzas federales aplicando técnicas de corte, desprendimiento e incineración erradicaron los cultivos ilícitos.

Según la información que retoma Insight Crime de la prensa norteamaericana, en Guerrero los compradores afiliados a grupos criminales locales viven en su mayor parte en poblados con zonas de cultivo de amapola, donde trabajan como supervisores hasta el momento de la cosecha. También se sabe que la goma de opio se envía entonces a los laboratorios, donde es procesada utilizando químicos como el anhídrido acético y luego es secada para producir heroína en polvo o mantenerla en su forma oscura y pegajosa, característica del alquitrán negro.

Al respecto, Payne le dijo a InSight Crime que, aunque en Estados Unidos existen algunos laboratorios de heroína, la mayor parte de la producción de esta sustancia se lleva a cabo al sur de la frontera. Añadió que la DEA ha identificado una serie de operaciones, desde producción a pequeña escala hasta grandes laboratorios, pero que en general la capacidad de producción de heroína de los grupos criminales mexicanos se ha vuelto más sofisticada en los últimos años.

“Van a tratar de mejorar y fortalecer sus capacidades de producción. Van a contratar a los mejores químicos y van a hacer todo lo posible por adquirir sus productos químicos por todo el mundo […] para producir grandes cantidades de heroína”, comentó.

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top