Home / Opinión / Médula Saldaña, daña
Médula Saldaña, daña

Médula Saldaña, daña

Por Jesús Lépez Ochoa

Por Jesús Lépez Ochoa

RECTOR OPORTUNISTA. La posible cancelación la elección de 2015 en Guerrero implica el reconocimiento tácito de la debilidad del Estado encabezado por Enrique Peña Nieto y su incapacidad para sostener el sistema democrático. Si un grupo inconforme resulta capaz de impedir que los ciudadanos elijan a sus autoridades el siguiente paso es imponer las propias (como ya sucedió en algunos municipios de Guerrero y Michoacán) o peor aún, que pretextando esto el dedo presidencial sea el que lo haga autoritariamente.
La opción del “dedazo” es una teoría de la conspiración que circula en el PRI estatal y apunta al oportunismo político del rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán, alérgico a las urnas y adicto a los acuerdos cupulares que lo sentaron en la Rectoría. Además buen gastador del dinero universitario para promover su imagen personal, aseguran diputados que demandan investigarlo. Dicen que a río revuelto ganancia de pescadores, pero también que cuando el río suena…
DESBANDADA. El efecto Cuauhtémoc Cárdenas se dejó sentir en el perredismo guerrerense que sufrió la salida de varios de sus fundadores, entre éstos Saúl López Sollano, Eloy Cisneros Guillén, Ranferi Hernández Acevedo y Mauro García, entre otros. Dicen los informados que también habría tomado esa decisión sin hacerla pública, Félix Salgado Macedonio, y por separado publicó su carta de renuncia en redes sociales Alberto López Rosas.
Se quedan los grupos sometidos a Nueva Izquierda, los afines al ex gobernador Ángel Aguirre y el Grupo Guerrero de David Jiménez Rumbo. Los dos últimos podrían darle el tiro de gracia a ese partido. Los de Aguirre para cobrar la caída de su jefe y los segundos porque Rumbo veletea en torno al rector de la UAGro, a quien menciona como su candidato en el PRD pero lo acerca con Rosario Robles para intentarla por el PRI. Los colores no importan. La ideología menos. Quieren el poder.
AUSENCIAS. En el PRI no cantan mal las rancheras y se vio en la reunión de su dirigente estatal Cuauhtémoc Salgado con los aspirantes a la candidatura por la presidencia municipal de Acapulco, en la que se notó la ausencia del doctor Marco Antonio Terán Porcayo, el perfil más ciudadano de todos los pretensos, y tampoco acudió José Luis Ávila Sánchez, quien es el delegado federal que más logros ha obtenido en su desempeño.
La delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social figura en primeros lugares a nivel nacional sobre todo en el índice de satisfacción del derechohabiente, según dio a conocer el propio Ávila en su reciente Informe de Labores, lo cual habla de su eficiencia y lo hace un buen prospecto. El doctor Terán es un oncólogo muy reconocido por su humanismo, de ahí que sus ausencias fueron notorias mientras de los 11 que acudieron, la inmensa mayoría no tiene posibilidades. ¿Cuauhtémoc lo ignora o no tiene poder de convocatoria?
HASTA QUE REACCIONARON. Los perredistas por fin reaccionaron y dejaron de ponerle la otra mejilla a los cínicos priístas que aprovechando la lamentable situación de Iguala aprovechaban cualquier ocasión para el bulying legislativo restregándoles a José Luis Abarca en la cara cada que subían a tribuna, obviando que de acuerdo con la PGR los policías de Iguala entregaron a los normalistas hoy desaparecidos a policías de Cocula que a su vez los pusieron en las manos de sicarios del cártel Guerreros Unidos.
Cocula es gobernada por el alcalde priísta César Miguel Peñaloza, quien al contrario de Abarca solamente fue citado a declarar sobre los hechos a mediados de octubre, por lo que los perredistas, en voz de Catalino Duarte Ortuño y a casi dos meses de distancia piden que se le encarcele. La aplicación selectiva de la justicia es obvia pero también que los diputados priístas son muy cínicos y los perredistas son de efecto retardado. Mejor que se pongan de acuerdo y nos digan dónde están los muchachos ¿no?

Vértebras

Por donde se le vea Javier Saldaña Almazán está afectando las finanzas de la Universidad Autónoma de Guerrero. Si no con el desvío de recursos para promoción personal que esperan comprobarle los diputados miembros de la Comisión de Vigilancia y Evaluación de la Auditoría General del Estado, sí con la simple sospecha de que está usando el dinero en su proyecto político personal, lo cual complica que la máxima casa de estudios del estado reciba un aumento presupuestal de 260 millones de pesos.
Sería una lástima que ahora que un universitario como el gobernador Rogelio Ortega tiene la oportunidad de apoyar a la UAGro no pueda hacerlo por la mezquindad de Saldaña. Por el bien de la comunidad universitaria el rector debe evaluar sus posibilidades y si realmente cree tener la fuerza suficiente para contender por la gubernatura del estado que renuncie al cargo para no seguir dañando a la institución con la sospecha del uso político – financiero de su parte. El que es perico donde quiera es verde y el que es canario es amarillo ¿no?

[email protected]

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top