Home / Opinión / Médula. Odio decir: ¡te lo dije!
Médula.  Odio decir: ¡te lo dije!

Médula. Odio decir: ¡te lo dije!

Por Jesús Lépez Ochoa

 

 

 David Jiménez Rumbo dice que no lo podía creer. No tiene la culpa el indio si no el que lo hace compadre. Seguramente el michoacano cabecilla del poderoso Grupo Guerrero que seguirá estando al frente del Partido de la Revolución Democrática en el estado conocía de sobra este dicho, pero hizo su compadrito del alma a Armando Ríos Piter, a quien Andrés Manuel López Obrador se refiere a menudo públicamente con el mote de “traidorzuelo”.

 

 

 No le quedó más que reconocer: “ya comienzo a creerlo”, cuando le recuerdan la expresión que Marcelo Ebrard en una visita tuvo hacia el senador Ríos Piter, de quien el ex jefe de gobierno capitalino dijo que “cambia a cada rato de amigos”.

 

 

 No hay que irse muy atrás en la historia. Sólo en los últimos tres meses dejó de apoyar a su otro compadre, Evodio Velázquez, para ofertarle su amor al diputado Ángel Aguirre Herrera y por ende a su papá, el hoy gobernador con licencia Ángel Aguirre Rivero a quien Ríos Piter fue el primero en voltearle la cara cuando enfrentó la trágica crisis de Iguala que provocó su caída.

 

 

 Antes fueron traicionados por él Obrador, Ebrard y Alejandro Encinas, entre muchos más. También se deslindó de Rogaciano Alba, preso por narcotráfico; de José Luis Abarca, preso por homicidio de normalistas y presuntos nexos con el cártel Guerreros Unidos, y ahora Jiménez Rumbo se queja de que no lo apoyó al ser vetado por la corriente dominante del PRD nacional, Nueva Izquierda, para ser el dirigente de ese partido en Guerrero porque –así lo declaró a reporteros- creció con Servando Gómez La Tuta en su natal Arteaga. Michoacán.

 

 

 Obvio, esto -aunque seguramente lo va a negar- Ríos Piter ya lo sabía, pues compadre como es de Rumbo y con el desenfado que éste pregona su infancia con el buscadísimo jefe de los Templarios ya sería mucho que también esto ignorara. No es la primera vez. Ha negado a más amigos que veces Pedro a su maestro.

 

 

 Por eso Rumbo dice que le devuelve su palabra “para que se pueda aliar como a él le gusta, con quien más le convenga”, sabiendo que al convenenciero y oportunista senador se le movió todo el escenario no sólo por los lamentables hechos de Iguala que destaparon el cochinero perredista, sino por la manera en que quiso sacar raja política de la tragedia, traicionando al gobernador con licencia y al propio Jiménez Rumbo.

 

 

 Su cálculo político le pinta al parecer que con el apoyo de Nueva Izquierda y el presidente Enrique Peña Nieto le basta para su aspiración de gobernar Guerrero, menospreciando que el IPG y Grupo Guerrero son fuerzas que sumadas en su contra dejan muy abajo a la corriente oficial del perredismo, de acuerdo con la votación de la elección de consejeros en la que su grupo Movimiento Jaguar, fue enviado al sótano.

 

 

 Esto sin contar con que Nueva Izquierda no deja de ser el grupo político que postuló a José Luis Abarca a la presidencia municipal de Iguala y que el presidente Peña se está dando cuenta con esta crisis que Guerrero es mejor dejarlo en manos de la oposición que echarse ese trompo a la uña.

 

 Esto refuerza la posibilidad de que una figura emergente, que podría ser Luis Walton Aburto, surja como amalgama de la izquierda.

 

 

 Por otra parte, los hechos de Iguala también impactaron en el escenario de los demás municipios del estado, incluido Acapulco, donde Ángel Aguirre Herrera difícilmente podrá competir en medio de esta situación con Evodio Velázquez por el PRD, quien a su vez no ha demostrado tener la fuerza suficiente para ganar una elección. Ha sido diputado local y federal plurinominal.

 

 

 Por la izquierda Movimiento Ciudadano podría salir con el diputado federal Víctor Jorrín Lozano, o el diputado local Mario Ramos del Carmen, quienes podrían encabezar una coalición con el Partido del Trabajo.

 

 Por el PRI tienen posibilidades reales José Luis Ávila Sánchez, quien es considerado por la Fundación liderazgo hoy como uno de los diez mejores delegados del Instituto Mexicano del Seguro Social a nivel nacional y Rodolfo Escobar Ávila, diputado cercano a la gente, no hay que olvidar que el grupo al que pertenecen domina el PRI municipal sin competencia de ningún tipo.

 

 

jesuslepez@hotmail.com

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top