Home / Locales / Manifestantes realizan pintas en Casa Guerrero
Manifestantes realizan pintas en Casa Guerrero

Manifestantes realizan pintas en Casa Guerrero

A dos meses de la desaparición de los 43 estudiantes, normalistas, maestros y papás de los jóvenes se manifiestan en la residencia oficial donde encontraron las puertas abiertas.

 

Como nunca en la historia reciente las paredes de la residencia oficial Casa Guerrero fueron pintadas con la leyenda “Vivos se los llevaron y vivos los queremos”, durante un mitin que padres de familia, maestros, y normalistas rurales realizaron en el contexto de los dos meses de los ataques registrados en Iguala.

La marcha se inició en la Plaza Central avanzó sobre las avenidas Miguel Alemán, Lázaro Cárdenas, Ruffo Figueroa y finalmente llegó a la Casa de Gobierno en la vanguardia iban maestros con palas, picos, barretas, tubos y bates para utilizaron en caso de ser necesario.

La sorpresa para los manifestantes fue encontrar las puertas 2 y 3 del complejo residencial completamente abiertas, sin personal de seguridad, que leso obstaculizara el acceso.

En la puerta 3 con una bandera blanca los recibió Rosa Isela Ojeda Rivera, esposa del gobernador interino Rogelio Ortega Martínez, quien se niega a ser denominada como primera dama y rechazó la presidencia del DIF, cargo que por usos y costumbres encabezan las esposas de los mandatarios estatales.

Ojeda Rivera se aproximó a los manifestantes y les ofreció la instalación de una mesa de diálogo, planteamiento que los padres y profesores no aceptaron porque hasta el momento la Procuraduría General de la República no ha dado resultados concretos en la búsqueda de sus hijos.

Las madres señalaron que la actitud de la académica era una muestra de que ella tenía más valor civil y político que su marido, el gobernador interino Ortega Martínez y aunque reconocieron el gesto reiteraron que no había condiciones para dialogar.

Tras escuchar la respuesta de los padres la esposa del gobernador se retiró, pero manifestó su interés de no perder el contacto. Acto seguido, comenzó el mitin en el que los padres fijaron al postura que guardan ante la ausencia de información respecto al paradero de sus hijos.

Con aerosol pintaron en todas las paredes de la Residencia Oficial leyendas alusivas al movimiento y el número 43 que hace referencia a los estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos desaparecidos.

Después de una hora, se retiraron con el argumento de que no causarían destrozos porque abrir las puertas del edificio podía ser una trampa para desacreditar las protestas.

En la fachada principal del inmueble los estudiantes y normalistas rotularon la leyenda “Vivos se los llevaron y vivos los queremos”, después los jefes de familia posaron para los medios con el inmueble a sus espaldas.

Se dejaban retratar por los comunicadores mientras lanzaban consignas para reclamar que sus hijos regresen con vida. 

 

FUENTE: MILENIO.COM 

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top