Home / Locales / GIEI: imposible, que quemaran a los 43 en Cocula
GIEI: imposible, que quemaran a los 43 en Cocula

GIEI: imposible, que quemaran a los 43 en Cocula

La “verdad histórica” de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre el caso Ayotzinapa quedó hecha trizas en el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH): es científicamente imposible que los 43 normalistas hayan sido incinerados en Cocula; no se sostiene la versión de que el alcalde de Iguala José Luis Abarca ordenara detenerlos para impedir un ataque al informe de su esposa, presidenta del DIF, porque cuando los hechos ocurrieron ya había terminado el informe.

En la conferencia de prensa, transmitida en vivo esta tarde, aparecen nuevos elementos que proporcionan información antes desconocida; según el GIEI: se confirma la participación de la Policía Federal y de policías estatales en el operativo de la contención violenta de los normalistas; hubo una aparente “coordinación” de mandos en los ataques; y aparece un quinto autobús cuya existencia las autoridades trataron de ocultar, no obstante el GIEI encontró evidencia de que dicha unidad sí participó en los hechos, trasladando a los estudiantes hasta la sede del Poder Judicial, donde fueron detenidos por policías federales.

El grupo de expertos –basado estrictamente en información pública y oficial– concluye que los normalistas deben seguir siendo buscados y recomendó a la Procuraduría General de la República que amplíe su búsqueda hacia otros posibles implicados y a otras corporaciones de seguridad, aparte de la policía municipal.

Más tarde, en otra conferencia de prensa la procuradora general de la República, Arely Gómez, anunció que expertos harán un nuevo peritaje en el basurero de Cocula y que se analizará la posibilidad de incorporar el informe del GIEI a la investigación que se sigue por la desaparición de los 43 normalistas.

El informe del grupo de expertos consta de 560 páginas y está suscrito por Alejandro Valencia Villa, Ángela María Buitrago, Carlos Martin Beristaín, Claudia Paz y Paz, y Francisco Cox Vial.

En la conferencia de prensa el primer tema fue el de la existencia de cuatro teorías oficiales respecto a la desaparición de los normalistas, ninguna de las cuales se sostiene. La primera es que fueron llevados a Pueblo Viejo y asesinados; la segunda, que fueron llevados a una casa de seguridad en Las Lomas; y la tercera, que fueron incinerados en el basurero de Cocula. La cuarta versión, explica el GIEI, no se refiere a un lugar, sino a hechos, según los cuales los estudiantes habían atacado a un autolavado, y levantado a tres personas y estaban en Iguala para “matar a los hermanos Benítez Palacios”.

Tres teorías fueron desechadas por la PGR y prevaleció sólo la del basurero de Cocula, de la cual el GIEI informó haber contratado los servicios de un experto en manejo de fuego, el doctor José Torero, con reconocimiento mundial en investigaciones sobre incendios, quien tras una serie de análisis concluyó que es científicamente imposible haberlos quemado en el basurero, ya que sólo 1 por ciento de la energía ígnea es aprovechable en la combustión a cielo abierto; y para cremar 43 cuerpos se necesitarían 30 mil 100 kilos de madera; 13 mil 300 kilos de neumáticos y 13, 300 kilos de diésel con una ignición de 60 horas. Eso generaría una llama de siete metros y un penacho de humo de 300, que serían vistos desde Cocula.

Por todo ello, la conclusión del GIEI es “que los 43 estudiantes no fueron incinerados en el basurero municipal de Cocula”.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top