Home / Locales / Ganaderos se ven obligados a vender sus becerras por la sequía en Tierra Caliente
Ganaderos se ven obligados a vender sus becerras por la sequía en Tierra Caliente

Ganaderos se ven obligados a vender sus becerras por la sequía en Tierra Caliente

A una reducción de casi el 50 por ciento en la producción ganadera, se arriesgan los productores calentanos al vender becerras y no sólo becerros, como consecuencia de la sequía que se padece en el temporal, y que al no haberse desarrollado los cultivos, no hay alimento para consumo humano ni animal.

De esa manera afligió el presidente de la Asociación Ganadera de Pungarabato, Cuauhtémoc Mastachi Aguario, quien expuso a un día de la visita de titulares de la delegación de Sagarpa y el titular estatal de Seder, que nada se puede rescatar ya, y en 2016, se espera una situación más complicada.

Tierra Caliente tiene un inventario de 400 mil cabezas de ganado, explicó el ganadero, quien se dijo satisfecho con la visita de los funcionarios: estatal y federal, y sólo espera cumplan con los acuerdos tomados al final de la reunión, con la advertencia de que de no cumplir, radicalizarían sus movimientos.

De esos 400 mil reses, cada año se producen 100 mil becerros, y de ellos, 50 mil son becerros listos para engorda, y en consecuencia, para el sacrificio y su venta en el mercado final, una situación que se había dado de manera regular y desde hace varios años en Tierra Caliente, “pero ante la sequía todo ha cambiado”.

En estos momentos no hay dinero ni alimento para ganado, por lo que muchos se verán obligados a vender becerras, y pondrán en riesgo la renovación de cabezas de ganado, expuso el líder ganadero, y por tanto “la posibilidad de dejar de ser una zona productora de ganado”.

Aseguró que la sequía y pérdida de cultivos, han ocasionado que se tomen medidas extremas, y una de ellas es vender el ganado viejo para llevarlo como carne de desecho, y poder con ese dinero, comprar alimento para animales más jóvenes, criar, y seguir produciendo.

No obstante, la situación es tan crítica, que en estos momentos “hay rumores”, que está saliendo animal joven hembra a mercados de otros estados “y eso es muy grave, aunque lo entiendo pero no debería hacerse”.

Hay gente inclusive de la sierra, que baja su ganado para ofrecerlo en las ganaderas, “pues allá si bien llovió un poco más, también están desesperados, y nos saben cómo salir de este gran problema”.

En anterior ocasión, el ganadero Abel Montúfar Mendoza, ya había advertido del riesgo que había por la falta de alimento para ganado, y que con el tiempo, pudiera desaparecer la actividad en Coyuca de Catalán, lugar donde las vacas embarazadas se venden igual que becerras.

“Con la sequía tan severa, mucha gente ha recurrido al cultivo de riego, pero va a ser difícil que se levanten, los calentanos no se van a dejar caer, siguen trabajando, por eso hay ya manchones verdes en algunos lugares, pero no son suficientes”, explicó Montúfar Mendoza, quien estimó que la actividad ganadera sigue a la baja.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top