Home / Deportes / #Entérate: Tomás Boy genera más presión que afecta a los jugadores
#Entérate: Tomás Boy genera más presión que afecta a los jugadores

#Entérate: Tomás Boy genera más presión que afecta a los jugadores

Cruz Azul es un paciente difícil de entender desde el punto de vista psicológico. De acuerdo a la especialista Claudia Rivas, La Máquina tiene muchos matices que analizar y que provocan que el equipo constantemente caiga en partidos importantes o en situaciones decisivas. Esto pasa desde lo directivo, hasta la inercia que hay en el club, sin dejar de lado la labor de los líderes como Tomás Boy, quien tiene una personalidad que ayuda poco a lo que requiere la entidad cementera.

“Todos conocemos a Tomás Boy y, con todo respeto, no es un cuate que sea tranquilo, que genere sinergia, sino que genera mucha presión. Que pueda ser o no un buen técnico, no está en mí decirlo, pero sí es un líder que genera tensión, que genera descontrol, un líder que cuando hay que mantener la calma y la visión, no la mantiene. Al contrario de (Juan Carlos) Osorio que se mantiene de repente muy tranquilo, que es muy pasivo o de lo que le criticaron un día a Memo Vázquez, Boy sobre reacciona, pero eso no quiere decir que sea una reacción eficaz y una reacción que lleve al equipo adonde todos esperan”, explicó la psicóloga en entrevista con ESPN Digital.

Lo ocurrido en la derrota frente al América desveló una falta de reacción sobre lo que se debía hacer aun con la victoria parcial, explicó Rivas. Eso, justamente, era una labor del entrenador, que no se hizo por un exceso de soberbia.

“En esta derrota en específico, hay una falta de reacción en el medio tiempo porque los medios tiempos son fundamentales para un equipo y cuando no le das al jugador certeza o entras soberbio, no les das focos de atención en ese momento. Conociendo la personalidad de Tomás Boy, es muy soberbio, que se deja ayudar poco y que al generarse esta presión, cuando los jugadores voltean y despiertan, ya pasó. La capacidad de reacción de un equipo empieza por sus dirigentes y por su entrenador y evidentemente está diciendo que tácticamente no hay una certeza, una credibilidad o se está trabajando esquemas tácticos adecuados para el tipo de jugadores. Desde el punto de vista psicológico, es un equipo muy frágil psicológicamente”, analizó.

En este tipo de situaciones, continuó la especialista, es cuando deben predominar los trabajos psicológicos de un equipo, algo que quedó evidenciado que no se hace.
“No entendemos que la fuerza mental y que los factores psicológicos se entrenan y pueden ser tan volátiles como los factores físicos. Es decir, si dejo de entrenar pierdo resistencia, fuerza, pierdo velocidad. Para eso se entrena lo físico y en lo psicológico es lo mismo, si no se entrena, se va perdiendo, se va enfocando mal. En el caso de los equipos se generan cábalas, falsas creencias que producen resultados verdaderos. A final de cuentas nos cobran esta factura”, sostuvo.

LA SOLUCIÓN ES UN TRABAJO EN CONJUNTO

Para encontrar las respuestas en La Máquina desde el punto de vista psicológico, se requiere de una labor en conjunto que va desde los líderes hasta el cuerpo técnico y, obviamente, a los jugadores.

“Hay que ver cómo se están dando los manejos, cómo se han dado a lo largo de estos 19 años sin campeonato, para modificarlos, pero la modificación va desde arriba y por eso los clubes no quieren a alguien que sea psicólogo porque creen que los vamos a analizar, que los vamos a investigar y en realidad es solo para buscar respuestas. Hay que capacitar al cuerpo técnico para que dé focos de control, para que esté fuera de ese mundo de creencias negativas. “Con los jugadores hay que trabajar con ellos la fuerza mental, sus expectativas, la resiliencia, el saber si algo se quedó del pasado como una situación que pueda potenciar la creencia o atribución negativa y solo trabajando en conjunto se va a dar”, explicó la psicóloga.

FUENTE: espndeportes.com

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top