Home / Opinión / #Entérate: Sin Disciplina y Valores, imposible el orden y la paz
#Entérate: Sin Disciplina y Valores, imposible el orden y la paz

#Entérate: Sin Disciplina y Valores, imposible el orden y la paz

EL TELEFONO INDISCRETO
Por Felipe Victoria Zepeda
¿Se imaginan ustedes si no existiera el abecedario ni la numeración básica del uno al nueve y el cero?, estaría peor que en chino lograr hacer muchas cosas

Así el orden y paz prometido en campañas son imposibles sin contar con requisitos previos insoslayables

Hoy descanso a mis comadritas y abordo algo útil para todos, documentándome en Wikipedia del Internet

“La definición de disciplina en su forma más simple es la coordinación de actitudes, con las cuales se instruye para desarrollar habilidades, o para seguir un determinado código de conducta u “orden”. Un ejemplo es la enseñanza de una materia, ciencia o técnica, especialmente la que se enseña en un centro Docente como asignatura. “Disciplina” también designa con frecuencia una ciencia en particular o un campo del saber.

A menudo, el término “disciplina” puede tener una connotación negativa. Esto se debe a que la ejecución forzosa de la orden —es decir, la garantía de que las instrucciones se lleven a cabo— puede ser regulada a través de una sanción. También puede significar autodisciplina, en el sentido de “hacerse discípulo de uno mismo”, es decir, responder actitudinalmente y en conducta a comprensiones e ideales más altos.

La disciplina significa instruir a una persona o animal a tener un determinado código de conducta u orden. En el campo del desarrollo del niño, la disciplina se refiere a los métodos de formación del carácter y de la enseñanza de auto-control y de un comportamiento aceptable,1 por ejemplo, enseñar a un niño a lavarse sus manos antes de las comidas. Aquí, lavarse las manos antes de las comidas es un patrón particular de comportamiento, y el niño está siendo disciplinado para adoptar ese patrón. Para la disciplina también da lugar a la palabra disciplinador, lo que denota una persona que impone orden.

Sin embargo, por lo general el término “disciplina” tiene una connotación negativa. Esto se debe a la necesidad de mantener el orden – es decir, que las instrucciones de garantizarlo se lleven a cabo. El orden es a menudo regulado a través del castigo.

Ser disciplinado es entonces, sujeto al contexto, ya sea una virtud (la capacidad de seguir instrucciones en forma correcta) o un eufemismo para el castigo (que también puede ser denominado como “procedimiento disciplinario”). Como sustantivo concreto, la disciplina se refiere a un instrumento de castigo, por ejemplo, en la mortificación de la carne (ver también: flagelación). Este instrumento también se puede aplicar a uno mismo, por ejemplo, en penitencia por no ser lo suficientemente disciplinados.

Una disciplina académica se refiere a un cuerpo de conocimiento que se está dando a – o ha recibido – un discípulo. Entonces, el término puede denotar una “esfera de los conocimientos” en la cual la persona decidió especializarse. En un instituto de enseñanza superior, el término disciplina es a menudo sinónimo de facultad.
La disciplina militar

Se refiere a la regulación de los comportamientos de los miembros de cualquier milicia, que implica reglas que rigen la orientación de los objetivos y el comportamiento dentro y fuera de la institución, incluyendo la socialización de los procesos que ocurren en entrenamiento militar

Las reglas de disciplina son más firmes o más laxos en función de la cultura dominante de los militares del país o la institución. Ya en el momento del ejército romano, la disciplina se aplica a través de la justicia militar, pero con recopilaciones más amplias de leyes, como la del Codex Theodosianus, que contenía las disposiciones relativas a la disciplina militar

La disciplina ha sido una de las palabras no bien entendidas, pues se la considera como una limitación a la libertad, un código de prohibiciones innecesarias y una adhesión a exigencias supuestamente arbitrarias; se entiende como el juzgamiento de las acciones realizadas por el personal militar, juzgamiento que es considerado muy riguroso y especialmente estricto, pero que jamás vulnera los principales y primarios derechos constitucionales y humanos del militar como persona, como ser humano.

En la práctica normalmente, se tiende a confundir a la disciplina con su exteriorización y/o con los medios para satisfacer la obediencia, la subordinación, el respeto al superior, etc., son las manifestaciones de ese cuerpo legal.

La disciplina escolar

La disciplina escolar se refiere a la regulación de los niños y el mantenimiento del orden (reglas) en las escuelas. Estas normas pueden, por ejemplo: definir los estándares esperados de la ropa, la hora normal, el comportamiento social, las tareas, pruebas y la ética de trabajo. El término también puede referirse a las sanciones que son las consecuencias de violar el código de conducta o para la administración de dicha pena, en lugar de comportarse dentro de las reglas de la escuela. La disciplina escolar también tiene que ver con los valores que sean inculcados a los estudiantes en casa, ya que se trata de respeto, solidaridad, responsabilidad y cumplimiento académico.

La disciplina en el empleo

En empresas sindicalizadas, la disciplina puede ser una parte regulada de un acuerdo de negociación colectiva y sujetos a procedimientos de queja.

En materia de empleo del Reino Unido, una audiencia de la disciplina (también conocida como una audiencia disciplinaria) se lleva a cabo por un empleador cuando se alegue que un trabajador ha caído por debajo del nivel exigido en un aspecto relativo a su empleo. Una audiencia de disciplina puede ponerse en marcha con respecto a una cuestión de mala conducta o mal desempeño. El empleador está autorizado a responder a las acusaciones durante la audiencia de la disciplina.

La autodisciplina

La autodisciplina se refiere a la capacitación o entrenamiento que se da a sí mismo para llevar a cabo una determinada tarea o para adoptar un patrón particular de comportamiento, incluso si uno preferiría estar haciendo otra cosa. Por ejemplo, negarse a sí mismo un placer extravagante con el fin de llevar a cabo una obra de caridad más exigente es una muestra de la autodisciplina.”

Espero que nos sirva para reflexionar

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top