Home / Internacionales / #Entérate: Senado español alista destitución del gobierno catalán
#Entérate: Senado español alista destitución del gobierno catalán

#Entérate: Senado español alista destitución del gobierno catalán

El Senado español informó ayer que ya se había constituido la Comisión que analizará y debatirá la propuesta presentada el pasado sábado por el Ejecutivo español, del derechista Mariano Rajoy, para aplicar el 155 de la Constitución en Cataluña, que supondrá la destitución del gobierno al pleno, el control de las iniciativas del Parlamento regional y el plan para convocar a elecciones anticipadas en un plazo máximo de seis meses. Se prevé que este jueves se celebre el pleno y que la votación para su entrada en vigor sea el viernes, con la posible intervención del presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, que fuentes de su gobierno aseguraron que se está planteando acudir a Madrid para defender la autonomía de las instituciones catalanas.

El conflicto abierto entre Cataluña, que reivindica el derecho de autodeterminación para erigirse en una república independiente, y España, que alega que su territorio es indivisible, entrará en esta semana en una semana crucial para su futuro inmediato. En concreto habrá dos escenarios en los que se adoptarán las medidas: en Barcelona, en el Parlamento regional, donde se convocó a un pleno para el próximo jueves, en el que cabe la posibilidad de que se declare la independencia de forma unilateral; y el Senado de Madrid, donde se debatira y se votará el plan presentado por Rajoy para neutralizar al gobierno catalán alegando que se ha situado “fuera de la legalidad y de la Constitución”.

Mientras en Cataluña crece la indignación por lo que califican de “golpe de Estado de facto” a sus instituciones e incluso advierten desde el gobierno y desde los sindicatos de funcionarios y profesores que no acatarán ninguna otra autoridad que la que existe actualmente; en Madrid, el gobierno español confirmó que no existe ningún tipo de interlocución con la administración catalana y que a partir de este sábado su presidente y consejeros “perderán todas sus atribuciones”.

El primer paso para que entre en vigor el plan de Rajoy, que fue consensuado con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Ciudadanos- fue la puesta en marcha de la Comisión, que una vez creada dio un plazo hasta el próximo jueves al mediodía a la Generalitat de Cataluña para que envíe por escrito las alegaciones y designe a un representante que acuda a defenderlas. El dictamen definitivo se votará el jueves por la tarde.

El siguiente paso será llevarla al pleno para su votación el próximo viernes, donde saldrá adelante con toda seguridad, una vez que entre el PP, el PSOE y Ciudadanos cuentan con 214 de los 266 escaños, es decir más de un 80 por ciento de la Cámara. En esta sesión es probable, pero todavía no es seguro, que acuda el presidente Puigdemont a defender su postura sobre la suspensión.

De hecho su presencia en Madrid estará condicionada a lo que se decida en los próximos días en el Parlamento catalán y en el seno de la coalición de los partidos independentistas, que tienen un mismo objetivo -la secesión-, pero sus estrategias en este momento crucial son distintas. El Partido Demócrata de Catalunya (PDCAT), que es la formación del presidente Puigdemont y representa al ala derechista del nacionalismo catalán, votó en su última reunión ejecutivo por una propuesta en la que se comprometieron a apoyar al presidente catalán en caso de que declare la independencia para defenderse de la intervención del Estado en sus instituciones, si bien hay algunas voces, sobre todo las más vinculadas al empresariado, que reclaman una salida pactada, incluso un paso atrás para no tensar más situación.

Desde Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y la Candidatura de Unidad Popular (CUP, anticapitalistas y anarquistas) hay coincidencia en que la única salida a esta encrucijada es “la desobediencia civil” y la declaración inmediata de la secesión. Además abogan por instar a su ciudadanía y a sus funcionarios a que lleven a cabo una “resistencia pacífica” ante una eventual toma de las instituciones catalanas por parte del Estado español, haciendo un llamado a no asumir esa autoridad.

De hecho, el consejero de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva, aseguró que “nuestros funcionarios no seguirán órdenes de Madrid. El pueblo ha decidido democráticamente durante años el Gobierno que quiere, el Parlamento que quiere y esas son las instituciones que se deben preservar. Nadie más que el pueblo tiene el derecho de cambiar esas instituciones”.

Sin embargo, la propia vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró que Puigdemont y sus consejeros perderán su autoridad institucional “cuando se publique el acuerdo en Boletín Oficial del Estado, . Entonces su relevo entre en vigor, su cese será una realidad política y jurídica por mucho que quieran vivir en la ficción que quieran. No tendrán firma, ni podrá adoptar decisiones válidas ni ejercer sus funciones, además de que dejarán de cobrar”.

Crece la zozobra en el sector empresarial

En el mundo empresarial persiste el nerviosismo y el desencanto tanto con la estrategia realizada por las autoridades catalanas como por la respuesta que llegó desde Madrid a través de la aplicación del artículo 155. En un comunicado de la agrupación empresarial catalana se reclamó la convocatoria inmediata de elecciones: “A la marcha de empresas, se han unido la creciente fractura social y la posibilidad, real e inmediata, de un profundo deterioro del autogobierno. Catalunya, de no evitarlo en los próximos días, puede encaminarse hacia una dinámica, prolongada e intensa, de descontrol, inseguridad jurídica y malestar ciudadano. Sus consecuencias son imprevisibles pero, en cualquier caso, dramáticas en términos concretos de autogobierno, convivencia, crecimiento económico y empleo”.

Y advierten que un adelanto electoral “aportaría durante las próximas semanas la serenidad que necesita una sociedad dominada por una desorientación y angustia generalizadas. Sería, también, la única vía para frenar una dramática dinámica económica. Por esta razón, así como para retornar al camino de la concordia y el encuentro, tal como conviene a nuestros propios intereses colectivos y como ha señalado inequívocamente la Unión Europea y sus estados miembros, la única alternativa hoy existente es la convocatoria de elecciones. Así lo trasmitimos a la ciudadanía y lo solicitamos a los poderes públicos, con la esperanza puesta en que la prudencia política guíe sus actos. Nos jugamos en ello los avances sociales, políticos y económicos alcanzados durante nuestra vida en democracia”.

FUENTE: http://lajornadasanluis.com.mx/internacional/senado-espanol-alista-destitucion-del-gobierno-catalan/

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top