Home / Cultura / #Entérate: Romper la vorágine del mundo de hoy, sugiere historiador
#Entérate: Romper la vorágine del mundo de hoy, sugiere historiador

#Entérate: Romper la vorágine del mundo de hoy, sugiere historiador

Aceleración es el fenómeno que dicta la época actual en su totalidad: la economía, la política, las relaciones sociales, nuestros cuerpos y nuestra sique.

Así lo plantea el historiador Luciano Concheiro (CDMX, 1992), quien con una mirilla hacia la velocidad del mundo contemporáneo resultó finalista en la edición 44 del Premio Anagrama de Ensayo, con la obra Contra el tiempo: filosofía práctica del instante.

Cada vez sentimos que tenemos menos tiempo; cada vez nos sentimos más estresados, más ansiosos, expresa en entrevista con La Jornada.

Esa preocupación terrenal fue el detonante hace tres años para comenzar una investigación teórica, explica el doctorante de 24 años, quien el 30 de noviembre presentará en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara su obra publicada por Anagrama, como parte del galardón de esa editorial.

La disertación tuvo amplio abanico de inspiración, del filósofo Martin Heidegger al rapero Kanye West. Además, el texto se acompaña de fotografías de la obra de Gabriel Orozco, como forma de diálogo.

Las humanidades, de capa caída

En el ensayo, Concheiro expone un diagnóstico del mundo, desde la velocidad del ciclo del capital que exige un consumismo voraz o la forma en que los procesos electorales carecen de visión de largo aliento o incluso drogas como la cocaína o la metanfetamina de cristal, que responden a la necesidad de aceleración en el cuerpo.

En la segunda parte plantea una resistencia momentánea a la aceleración: desencadenar una suspensión del tiempo, un escape a tan agobiante ritmo de vida.

Lo que quiero eventualmente es una transformación desde lo más terrenal y contingente, que es la vida diaria, para crear una posibilidad de resistencia a este tiempo acelerado, distinto al que impone el capitalismo.

La lucha contra el tiempo también se dio en su escritura, pues a veces tardaba un día en fructificar una o dos frases, porque no sólo se alimentó de lecturas teóricas, sino de la cotidianidad, como ver una exposición, leer algo en Internet y salir con amigos.

Parto de que el conocimiento filosófico debe ser para todos. El proceso de democratización del saber es central y no creo que deba ser un lenguaje oscuro ni asumo que alguien no va a entender por más complejo que sea el tema.

Más que algo lineal, discuto del amor, de los más recientes inventos tecnológicos, la política, los medios de comunicación, de economía, temas que se integran a este discurso sobre la aceleración.

Concheiro, rostro de juventud que contrasta con la seriedad de la charla, comenzó a estudiar la universidad a los 16 años. La intuición y las preguntas básicas de ¿quién soy? y ¿por qué estamos así? lo acercaron a las humanidades, que están de capa caída.

Sin embargo, constituyen el único lugar de las respuestas: las ciencias sociales y el pensamiento. Ya no podemos, debido a la complejidad de la realidad contemporánea, dedicarnos al trabajo sólo a través de una disciplina.

Después de la carrera de historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cursó la maestría en sociología en la Universidad de Cambridge y ahora el doctorado en la UNAM. En su tesis lo asesoran Roger Bartra, Claudio Lomnitz y Álvaro Matute.

El fallo destacó que Concheiro afirma que la prisa despoja de sentido la existencia. Para romper la dictadura de la velocidad, propone una revuelta íntima mediante un filosofía práctica del instante. El resultado es un conciso ensayo que rebosa inteligencia crítica, informó Anagrama.

De 139 originales, el jurado seleccionó dos obras finalistas, firmadas con seudónimo. El filósofo español José Luis Pardo, de 62 años, fue elegido ganador por el texto Estudios del malestar: políticas de la autenticidad en las sociedades contemporáneas. Concheiro es el otro en el desenlace de la contienda intelectual.

Ser seleccionado junto a Pardo fue un honor, considera el profesor en Filosofía y Letras. Él ha sido, de alguna manera, maestro de todos a quienes nos interesa el pensamiento en lengua castellana. Además, hay ciertos paralelismos en las dos obras elegidas.

Piensa que no podemos cambiar el capitalismo de golpe, sistema que impone la velocidad. Pero sí ejercer esa resistencia tangencial, que puede erigirse en umbral entre el tiempo actual y el que vendrá.

No busco plantear la gran solución final. Más bien apuntar ciertas pistas de escape que, espero, nos permitan construir otra realidad, otro mundo.

FUENTE: http://lajornadasanluis.com.mx/ultimas-publicaciones/romper-la-voragine-del-mundo-hoy-sugiere-historiador/

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top