Home / Opinión / #Entérate: Romper la cadena de complicidades.
#Entérate: Romper la cadena de complicidades.

#Entérate: Romper la cadena de complicidades.

En Tela de Juicio
Por Felipe Victoria Zepeda

Aquel lema de campaña de Héctor Antonio Astudillo Flores en calidad de candidato priísta a la gubernatura, mercadotécnicamente fue un éxito en 2015
Pero como en todo, del dicho al hecho hay mucho trecho; seductora propuesta de imponer orden y paz en Guerrero, condiciones que desde octubre de 1849 muy pocas veces se han visto en la entidad y aquí es costumbre tumbar gobernadores

Comenzando desde ahí pues de unos aproximados ochenta personajes, solamente cinco lograron terminar completos sus periodos: Rubén Figueroa Figueroa, Alejandro Cervantes Delgado, José Francisco Ruiz Massieu, René Juárez Cisneros y Zeferino Torreblanca Galindo, los demás por angas o por mangas tuvieron que dejar el poder antes de tiempo,normalmente a causa de problemas de índole policiaca y deficiente procuración y administración de justicia

A querer o no, los “caídos” se tropezaron con las mismas piedras, como si no hubiesen contado con asesores que analizaran los errores de los que tuvieron que irse, para evitar que sus jefazos los repitieran de algún modo

Para lograr eso deben checarse los paralelismos y similitudes en la historia

Les pongo un ejemplo facilito; Rubén Figueroa Alcocer cayó a consecuencia de la masacre de 17 campesinos en el Vado de Aguas Blancas del municipio de Coyuca de Benítez ocurrida en junio de 1995, porque la brutalidad policiaca confundió gente acarreada para ir a tomar e incendiar el palacio municipal de Atoyac, donde una dama perredista gobernaba…

No, los muertitos no eran priístas sino miembros de la OCSS y LARZES, perredistas pues. A Figueroa Alcocer lo engañaron algunos de su séquito con un video editado y amañado para tergiversar los hechos reales y a pesar de su compadrazgo con el presidente Zedillo cayó meses después

El 12 de marzo de 1996 lo sustituyó Angel Aguirre Rivero y en cierto modo se pacificaron los ánimos caldeados; René Juárez Cisneros la supo hacer para mantener orden y como quiera con Zeferino Torreblanca Galindo no jugaron a traerlo de rehén de grupos mitoteros

Pero la paz de todos modos no reinó y ocurrieron varios asesinatos proditorios en el entorno político con visos electoreros: José Rubén Robles Catalán en julio de 2005 y Armando Chavarría Barrera en agosto de 2009, por decir algunos de los principales…

El difícil retorno de Aguirre Rivero al poder estatal no fue tranquilo, en un entorno de traiciones y deslealtades hasta entre familiares y a partir de abril de 2011, ni el orden ni la paz se vieron por ninguna parte.

El magisterio disidente cetegista comenzó sus operativos de guerrilla urbana para crear ingobernabilidad en rechazo a la reforma educativa en 2013 y organizaciones sospechosas de ligas con el narco, auspiciaron la creación de grupos armados de autodefensa que se adueñaron de poblaciones y caminos, desafiando incluso al Ejército

No quisieron aplicar las leyes tal cual y le apostaron a la concertación política que les falló de plano, para disgusto de Gobernación Federal. ¿Acaso ahí se echó la soga al cuello Aguirre Rivero y aprovecharon grupos antagónicos para fraguarle un “aguablancazo II” en septiembre de 2014?

La curiosa numerología indica que a Figueroa lo tumbaron por la muerte de 17 campesinos, que multiplicados por dos dan 34, que al revés son 43, el número de hijos de campesinos desaparecidos tras andar de vándalos robándole droga a un cartel enemigo, esa trágica noche de Iguala y Cocula que determinó la caída de Aguirre Rivero…

Nunca los que rodeaban al entonces gobernador por segunda ocasión, quisieron hacer caso de advertencias oportunas y a él lo distrajeron aislándolo y blindándolo de opiniones ajenas al séquito perverso que tuvo y acabó empinándolo

Como para pagar pecados compartidos, un ex guerrillero académico fue montado como interino y dicen que hizo de las suyas con su gavilla saqueando las finanzas estatales, pero lo grave fue al apoyo que dio a la insurgencia magisterial garantizándoles impunidad total en su corto mandato

Héctor Astudillo llego al poder encontrando un Guerrero humeante y desfalcado, donde el orden y la paz son lo más distante de la realidad, por ello prometer eso le funcionó para ganar votos.

Ya no estamos en campaña, no se quieren más discursos ni promesas sino hechos tangibles y concretos pues la inseguridad pública crece y la delincuencia se fortalece

Se olvidan que el orden y la paz no se consiguen con palabras sino imponiéndolos con energía y legalidad, pero el paso previo son los valores desde las familias y la disciplina, el respeto a los derechos de los demás ante todo, resguardados por las autoridades

Si aquí en Guerrero cada quien podrá seguir haciendo lo que le dé la gana sin ser sancionados estamos jodidos; indignante que se desacaten órdenes de aprehensión dictadas por jueces por disque “prudencia política”, que solo significa falta de valor y decisión política, complicidad o encubrimiento y tolerancia hacia líderes nocivos por el miedo que algunos funcionarios le tienen a un apellido famoso, como el del cetegista que trae de cabeza Acapulco: Walter Emanuel Añorve

Para poner en orden y paz al magisterio alborotado en Guerrero bastaría con poner a disposición de los jueces a los líderes que reclaman,¿para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo?2

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top