Home / Locales / #Entérate: Rebasada, clínica de hemodiálisis de Zihuatanejo, informa director
#Entérate: Rebasada, clínica de hemodiálisis de Zihuatanejo, informa director

#Entérate: Rebasada, clínica de hemodiálisis de Zihuatanejo, informa director

La clínica de hemodiálisis ha sido rebasada por el incremento de pacientes de cinco municipios de la Costa Grande, lo que genera que hasta 12 enfermos renales se queden esperando a que un paciente muera o se cambie de clínica para poder ser atendidos, informó Alejandro Reséndiz Rosales, director del hospital general Bernardo Sepúlveda Gutiérrez.

Entrevistado ayer en el nosocomio, aclaró que desde hace años esa clínica dejó de ser operada por el hospital general, por lo que se requiere de más participación de la Secretaría de Salud para garantizar la atención a enfermos de los municipios Tecpan, Petatlán, La Unión y Coahuayutla, e incluso se han tenido registros de pacientes de Lázaro Cárdenas.

En total se están tratando a 165 enfermos, y debido a la saturación por ahora se están quedando sin tratamiento nueve personas, pero se han registrado hasta 21 pacientes a la espera de tratamiento.

“La clínica tiene un límite en su capacidad de atención, se realizan 60 sesiones al día, 360 a la semana. Los enfermos tienen tres sesiones por semana o dos de acuerdo a los resultados de laboratorio, lo que quiere decir que reciben 12 sesiones en promedio al mes” puntualizó el galeno.

A los pacientes en espera se les explica que no hay lugar, abundó Rosales, por lo que deben esperar a que haya alguna baja en el servicio, es decir que alguien se cambie de clínica o muera, y así poder incorporar a los que están en lista de espera.

La clínica de hemodiálisis de Zihuatanejo fue la primera en fundarse en el estado, lo que ocasionó que se saturara, “nos alimentamos de otros municipios, es un problema de la Secretaría porque en ocasiones llegan hasta de Acapulco”.

Cuestionado sobre las denuncias de usuarios que se hicieron públicas a través de la diputada Eloísa Hernández Valle, en el sentido de mala atención y una revisión minuciosa a la empresa Dicipa, SA de CV responsable de proporcionar el servicio subrogado de hemodiálisis, dijo que ya se tuvo respuesta y se realizarán algunos cambios.

En ese sentido, Gabriel Quintero, supervisor de la clínica, manifestó que en Guerrero y en el país está creciendo el número de enfermos renales: “somos un país que no se cuida, por eso tenemos más demanda y necesitamos más espacio, se realizará un cambió de las 18 máquinas para el tratamiento, en 15 días tendremos nueva tecnológica, además cambios a la fachada con la renovación de las instalaciones para erradicar malos entendidos”.

A pregunta expresa, aceptó que hay una deficiencia en el servicio, “pero es inherente al hospital, porque si nos dieran más presupuesto y un espacio más amplio se atendería a más personas”.

En tanto, Onasis Pinzón Oregón, representante de la Secretaría de Salud, explicó que el aumento se ha tenido en los últimos dos años, ya que cada año son más los pacientes diabéticos atendidos en centros de Salud, “de cada 100 pacientes con diabetes, 30 son enviados a hemodiálisis”.

La clínica de hemodiálisis se fundó por la gestión de particulares, principalmente impulsada por la señora Esther Walter, de Indonesia, que con donativos y participación del gobierno del estado fue autorizada durante el gobierno de René Juárez Cisneros.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top