Home / Cultura / #Entérate: “Mi obra propone una lección de tolerancia”, afirma Osvaldo Golijov
#Entérate: “Mi obra propone una lección de tolerancia”, afirma Osvaldo Golijov

#Entérate: “Mi obra propone una lección de tolerancia”, afirma Osvaldo Golijov

Una lección de tolerancia, una reflexión acerca del sincretismo y sin caer en el panfleto, así define el compositor argentino Osvaldo Golijov su versión de La Pasión según San Marcos, que estrena este fin de semana en México la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), con la dirección de Carlos Miguel Prieto.

Durante el ensayo efectuado ayer en el teatro del Palacio de Bellas Artes, el músico no dejó de sonreír, emocionado, ante un coro de 60 voces que captó, como pocos, la esencia de su obra plagada de sonidos afrolatinoamericanos.

De la samba al cante jondo, del berimbau al acordeón, pasando por el contagioso ritmo de los tambores sagrados de Brasil. Golijov se paseaba por el escenario, apenas unos pasos atrás del director de la OSN, por momentos extasiado, a veces marcando un do mayor luminoso, o acercándose al ejecutante del trombón para deleitarse con las notas. El público que mira y escucha no puede hacer otra cosa que dejarse envolver por las ganas de bailar.

Los integrantes del Coro de Madrigalistas de Bellas Artes le han abierto una nueva dimensión a la vida de la obra, ¡estoy encantado!, dice el compositor en entrevista con La Jornada.

Añade que el mundo de la música clásica “a veces le tiene miedo a la improvisación, por eso, cuando presenté esta obra hace 17 años, la reacción fue inesperada. Se estrenó en Stuttgart, Alemania, con la orquesta y el coro de la Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, ante un público muy conservador, cristiano. Helmuth Rilling, quien la encargó estaba un poco nervioso, y sin embargo recibimos al concluir una ovación de pie, durante 25 minutos.

“Más que la ovación, me emocionó el silencio que hubo al final. Fue conmovedor. En México está la misma expectativa, saber cómo será el recibimiento.

La obra se ha presentado decenas de veces por todo el mundo. Noventa por ciento del público ha reaccionado con mucho entusiasmo, pero siempre hay algún crítico conservador que se siente ofendido, aunque también he tenido respuestas hermosas de curas o pastores que trabajan, sobre todo, con personas con carencias económicas que se han sentido inspirados por esta obra.

Más importante que el compositor está el pueblo

La Pasión según San Marcos, en versión de Golijov, es una crítica al mestizaje, continúa, “pero ojo, no es un panfleto, es decir: ‘esto pasó y esto pasa, saca tus propias conclusiones’, porque no es una crítica donde expongo estos son los buenos y estos los malos.

“En la obra, el coro muchas veces es Jesús, pero no el de Bach, que siempre actúa como dios. Aquí es un Jesús muy humano, a veces enojadísimo, y a veces como una madre cuyos hijos le rompen el corazón.

Por ejemplo, cuando Jesús está en el jardín de Getsemaní, pide a sus discípulos que se queden a velar, pero cuando regresa están durmiendo. Pensé que sería más desgarrador que lo cantara una mujer, como una madre cuyo hijo la desilusiona. El coro tiene diversas funciones: a veces es el populacho que insulta y a veces Jesús.

Osvaldo Golijov considera que los músicos populares son más curiosos que los clásicos, tienen una apertura mental más grande, siempre abiertos a indagar qué ocurre alrededor, tanto en la música popular como en la clásica, donde también hay personas abiertas, como Yo Yo Ma o el Kronos Quartet.

Componer La Pasión según San Marcos “fue un intento de desaparecer como autor, pues más importante que yo es el pueblo, y plasmar cómo se siente en ellos la historia, cómo es el pueblo de Latinoamérica que preserva la fe pesar de las catástrofes tanto naturales como de la gente en el poder.

“Fui humilde al estudiar ritmos que no conocía, como los cubanos o brasileños. Tuve mucha ayuda de los músicos invitados. Mi firma está sólo en la parte de la agonía, en el kadish (a la manera de los rezos principales de la religión judía, profesada por el compositor).”

Dos escenificaciones de La Pasión según San Marcos

Mientras escribió, Osvaldo Golijov dijo que tuvo sobre el piano una reproducción de la pintura La Crucifixión, de Pablo Picasso, “obra de gran violencia. Se trata de un asesinato que ha reverberado durante 2 mil años y va a seguir haciéndolo en la historia. Todas las decisiones dramáticas fueron pensadas para tratar de iluminar el texto de una manera diferente a como se había hecho anteriormente.

“Por eso, el mayor reto fue vencer mi temor, porque nací en Argentina y muchas veces, entre grupos de muy buenos amigos, escuché comentarios antisemitas, basados en algunas enseñanzas de la Iglesia. Al escribir la obra fue difícil pensar ‘cómo voy a estudiar algo que me hizo daño’. Sin embargo, la historia en sí es tremenda, tanto el texto como la forma en el que fue utilizado, para bien y para mal. Por eso creo que esta obra es una lección de tolerancia. Ojalá que así sea recibida.”

El estreno en México de La Pasión según San Marcos, de Golijov, será hoy a las 20 horas y el domingo 25 a las 12:15 en la sala Principal del Palacio del Palacio de Bellas Artes (Juárez, esquina Eje Central Lázaro Cárdenas, Centro).

FUENTE: http://lajornadasanluis.com.mx/ultimas-publicaciones/obra-propone-una-leccion-tolerancia-afirma-osvaldo-golijov/

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top