Home / Opinión / #Entérate: Los “trompezones”.
#Entérate: Los “trompezones”.

#Entérate: Los “trompezones”.

EL TELEFONO INDISCRETO
Por Felipe Victoria Zepeda
De nuevo la “plana mayor” de altos funcionarios involucrados en aspectos prioritarios para los habitantes se reunieron casi a piedra y lodo en Guerrero

En las redes amablemente subieron una fotografía que habla por sí sola de una notoria ausencia: la del todavía presidente municipal en proceso de naufragio que cada vez que abre la boca se hunde más con sus imprecisiones y rollos huecos, que supongo ni él ante su espejo se puede creer

Me resulta imprescindible dejar muy en claro que no pertenezco a ningún grupo de amigos de Evodio Velázquez Aguirre, ni de “enemigos” que supongo no tiene por qué tenerlos…

Los políticos saben bien que deben aprender a mascar sapos sin hacer gestos y a tomarse la foto sonriendo abrazados hasta con quienes más les caen en la punta del hígado, pero las apariencias son importantísimas en su oficio igual que su imagen; que a veces no tengan ni encuentren gente capaz de servirles eficientemente en ese aspecto es muy su problema

Por ignorancia, inexperiencia o por capricho a veces los funcionarios destacados se rodean de cuates y parientes que suponen les serán leales, estos se constituyen en camarillas, cofradías y séquitos perversos que terminan empinando a sus jefazos por tanto aplaudirles cuando ven que se están tirando de cabeza al pozo

Aíslan y blindan a los personajes para que nadie ajeno a sus intereses particulares pueda acercarse a intercambiar impresiones con ellos, ni para aportar sus experiencias que podrían serles útiles

Esa discriminación arrogante y prepotente conlleva malos ratos y dolores de cabeza para quienes muy tarde se dan cuenta de que se hubieran evitado algunos tropiezos de haber hablado a tiempo con los que no son de ninguna manera “enemigos”, sino críticos sinceros que pudieran ser propositivos y constructivos…

Pero ya sabemos que el mal de Hybris y el síndrome de Aquiles son padecimientos endémicos de las oficinas de gobierno aquí y en China. Que yo recuerde por lo leído, Diógenes vivió y terminó feliz comiendo apenas y lentejas en su mísero cuchitril, iluminado por su lámpara para ayudarse a buscar hombres honestos

A los emisarios del Gran Alejandro siempre les daba consejos que les parecían regaños y ellos taimadamente los tergiversaban para mal informar al Monarca contra Diógenes, que tan solo marcaba los errores con ánimo de que los corrigiera a tiempo y por su bien

El Economista tan próspero y meteórico en política perredista, es joven pero ya no está tan chamaco, debe entonces asumir las consecuencias de sus yerros, dislates y desbocadas consideraciones imprudentes, que a unos molestan y a otros les dan risa de plano

No hay más cera que la que arde y lo que se mira no se juzga, además cada quien es arquitecto de su propio destino…

Ponerse al brinco con un Secretario de Gobernación en México y crear conflictos con los mandos militares es medio suicida. Se les olvida que “pueblo chico infierno grande” y en esta bullanguera e insegura aldea nada se escapa de las vidas públicas y privadas, con detalles auténticos o imaginarios y falaces

Para desgracia de quienes están en la cúspide efímera nunca faltan los parientes incómodos traficando influencias o haciendo negocitos a escondidas

Todos los que ostentan mandos necesitan asesores… especialistas en materias que ellos no estudiaron ni conocen personalmente, pero se confunden y lo que contratan es aplaudidores zalameros incapaces de atreverse a decirles cuando se equivocan. Ineptos para proponer soluciones en materias que igual ignoran y por eso su miedo a que el jefe escuche a los que sí saben

Presidentes, Secretarios de Estado, Gobernadores y Alcaldes resultan ser solitarios en sus tronos que se deslumbran con el poder y olvidan a los amigos sinceros y desinteresados de antes; andan tan ocupados en lo que deben hacer cotidianamente y en planear sus estrategias para el próximo cargo que sueñan tener, que ni cuenta se dan donde y cuando perdieron la sencillez y la humildad, comienzan engolando la voz y posando para las fotos

Ignoran que hay peritos en expresión corporal que por los gestos en el rostro calculan hasta lo que está pensando el analizado y leen los labios para entender sin oír lo que dicen en cortito, además interpretan las miradas

Así las cosas los personajes públicos se quedan sin intimidad, diríase que es el precio de la fama, que no es lo mismo que el prestigio.

Pareciera no venir al caso pero me acuerdo de los incidentes que tuvieron en Europa y en Palacio Nacional el Presidente Peña Nieto y su distinguida esposa, que como todas las parejas tienen momentos malos imposibles de disimular…pero todas las miradas están sobre ellos

¡Qué mal aconsejan a los políticos diciéndoles que todos los días a todas horas deben aparecer en los medios, eso aburre al pueblo de a pie finalmente

En fin, en la reunión sobre la inexistente “seguridad”, Miguel Angel Osorio Chong soltó el lunes otra de sus temibles indirectas, como aquella de enero en Chilapa hablando de un apócrifo en Acapulco.

El intercambio de miradas entre el selecto grupo presente coincidió en suponer que Evodio Velázquez se estaría sumiendo en su asiento; al parecer se la están telegrafiando y cuando en México los funcionarios caen de la gracia de los superiores es mejor que vayan arreglando sus maletas

telefono-indiscreto

-¡Riiing…salinsliiim!
-Comadre Proculina, ¿ me puedes explicar qué es eso de las expectativas superadas?
-¡Shhh…cábrate cayona Torturina!, por favor deja en paz a mi cuatito chulo que ya lo traen de encargo y si no le llueve le llovizna cada que abre la boca
-Ejele manita,más bien se desboca y ha de traer el santo de espaldas porque dice una cosa y la realidad es otra
-Serena morena, es que un Acapulco es el de los turistas y otro el de nosotros los lugareños
-Sí comadre pero somos los de aquí los que votaríamos por su reelección en 2018, para que después le brinque hacia la gubernatura en 2021…
-Pues a como va no se calcula que llegue lejos

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top