Home / Cultura / #Entérate: “Contra la racionalidad masculina, creer en algo es más femenino”
#Entérate: “Contra la racionalidad masculina, creer en algo es más femenino”

#Entérate: “Contra la racionalidad masculina, creer en algo es más femenino”

La cinta, que se estrenó el pasado fin de semana en salas de México, narra la historia de una pareja que no sabe nada de su hijo desde hace meses. El desaparecido les envía una carta en la cual los cita en el llamado Valle de la Muerte, en el desierto de Mojave, en California.

Isabelle y Gérard, personajes con nombres homónimos a los de los actores, deciden ir pese a lo absurdo y loco de la invitación de su primogénito.

Valley of Love: un lugar para decir adiós tiene un efecto de veracidad en la ficción, pues los personajes se llamen Gérard e Isabelle. Sin embargo, la película va más allá de eso, aseguró Huppert.

Durante el rodaje la persona que dejé en mi cuerpo era más cercana a mí de lo que usualmente es un personaje. Guillaume Nicloux, director del filme, se guía en una pauta de figura que lo atormenta más que otros. Gérard y yo nos apartamos sin problemas de la realidad para ir a la ficción. Platicábamos en un café y de repente nos dábamos cuenta de que la cámara estaba corriendo y comenzábamos una forma de improvisación correspondiente a la escena, contó la galardonada actriz.

Agregó: Tratábamos de captar la atmósfera, aunque Guillaume Nicloux hubiera dicho acción y su diálogo estuviera escrito. De hecho, el guión nos permitía eso, porque sus ideas e imágenes congeniaban y esos elementos son los que sustentan la narrativa de la película, que es como una conversación en el desierto en contra de la profundidad del drama, de ese dolor que sirve para provocar ansiedad, misterio.

Pero también, afirmó, está la cualidad de la fantasía que viene de un paisaje, que actúa invisible y al mismo tiempo perturba con su presencia. Este paisaje espiritual es inexplicable y nos produce un sentimiento sagrado. Por ejemplo, Gérard Depardieu experimentó ese dolor en la vida real.

Libertad increíble

Huppert revela que para el director se trataba “de captar algo vivo, desprovisto de cualquier decoración. Me gustó. Aprecié la manera en que dirige a los actores: trabaja rápido, y entre más rápido va, más libre eres. No hay nada convencional en su acercamiento al día de trabajo; no dice mucho, hace algunas tomas, y el rodaje se mueve velozmente hacia delante.

Su manera de filmar es muy parecida a la de un documental, lo cual da una increíble libertad y, por tanto, veracidad. Lo que cuenta no es lo que dice, sino lo que él es, y todo lo que está atrás de lo que no dice: siempre se puede escuchar, si se sabe como hacelo. En las relaciones con directores, lo importante no es lo que dicen, sino lo que no expresan.

La historia se enmarca en una tragedia personal, aunque en la filmación no hablamos de eso. A veces era recordada, pero nunca fue una fuente de incomodidad ni de inspiración. Estaba ahí, pero muy en el fondo. Claro, estaba presente para Gérard, en un lugar secreto dentro de él, al cual yo no tenía acceso, o al menos él nunca hizo nada para dejarme entrar.

Según la película, Isabelle cree más que Gérard sobre la veracidad del mensaje de su hijo.

La actriz aseguró: Ella es su madre. Está más dispuesta a creer. A lo mejor creer es algo más femenino, que masculino, por la racionalidad. En cualquier caso, ella quiere creer en el mensaje de su hijo; él no. En ella surge el gusto por lo romántico para aliviar su sufrimiento. Sin embargo, al final es él quien cree que vio a su hijo. Ella quiere pensar en eso. Es hermosa la forma en que Isabelle fuerza a Gérard a desear creer. Los personajes estaban muy divididos y el hijo, de alguna manera, logró restablecer la conexión entre sus padres.

FUENTE: http://lajornadasanluis.com.mx/cultura/la-racionalidad-masculina-creer-algo-mas-femenino/

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top