Home / Opinión / #Entérate: La importancia de una buena imagen pública
#Entérate: La importancia de una buena imagen pública

#Entérate: La importancia de una buena imagen pública

EL TELEFONO INDISCRETO
Por Felipe Victoria Zepeda

Increíble pero cierto, si algo descuidan los altos funcionarios por andar tan atareados en las cosas que les conciernen y hasta en las que no, es el desempeño de aquellos servidores públicos a quienes ponen al frente de las ”oficinas de prensa”, pomposamente llamadas Direcciones de Comunicación Social, a las que hace tiempo les quitaron esa segunda parte de “ y relaciones públicas”

Sin querer, en el pecado llevan la penitencia, pues si algo es difícil de cuidar es precisamente la imagen de las dependencias oficiales y la de sus jefazos

Le dan tan poca importancia que no se toman tiempo de elegir gente adecuada para esos menesteres y hasta creen que cualquier pariente, cuate o recomendado puede cubrir la vacante: craso error

Olvidan que un buen comunicólogo debe ser también publirrelacionista, ocupado en resaltar y hacer lucir las cosas que hace bien el jefe y ganarle simpatizantes en vez de generarle enemistades y fobias

Tontamente algunos encargados de esas oficinas de prensa, limitadas a la elaboración de insulsos boletines casi de machote que salen automáticamente del personal de trinchera que se la pasan estrenando y despidiendo jefes sin esperanza de ascender, ni caso hacen de esos documentos, pero lo peor es que no se les ocurre leer personalmente publicaciones impresas

Menos se ocupan en realidad de monitorear programas de radio o tv y si acaso se asoman a las redes sociales, donde apenas prestan atención a los facebuqeros que “de mala leche” atacan a sus jefazos o les echan carrilla, pero no con la intención de provocar acercamientos y limar asperezas, sino para ponerlos en la lista de “enemigos”

Lo único que aceptan y toleran es la sarta de lisonjas y alabanzas desmesuradas, para esas sí mostrárselas al que manda; creen demostrarle que “están controlando bien a la prensa” y lo que consideran “feo” lo esconden o suprimen de las síntesis ejecutivas…

Así las cosas sus jefes resultan incomunicados y mal informados; los responsables de prensa se constituyen en murallas y se la llevan de a muertito con el enjambre reporteril que nunca falta en los eventos oficiales, multitudes en que no todos son verdaderos periodistas ni representan a ningún medio ni les publican nada o no intervienen en ninguna parte de la radio y la tv…

Así de tanta agobiante chamba no les queda tiempo para atender a los que forman opinión y a veces critican intentando proponer soluciones o señalan errores que deberían corregirse

Para salir de compromisos, al jefazo le dicen que son enemigos a sueldo de sus opositores políticos, que no merecen ser tomados en cuenta ni escuchados por él. Si una relación no es transparente ni recíproca se vuelve áspera, generando entonces sí ataques directos…o simple jiribilla, pero su soberbia de funcionarios les hace olvidar la sencillez y la humildad a que institucionalmente están obligados

Bien pronto aprenden a manejar los “castigos” con el manejo y escamoteo de apoyos, a veces desviados hacia no debieran, pero qué caray si los pusieron donde hay modo y deben provechar mientras duren en el cargo

Hoy en día la prensa de medios electrónicos regulares es la difícil de lidiar, encuentran fácil presionar a las empresas con cancelación de convenios si no callan opinadores incómodos censurándolos, aun siendo productores independientes

Son capaces de felonías antes que limar asperezas y aclarar malos entendidos, olvidan que dejarán de ser funcionarios y los periodistas seguirán en su oficio…

telefono-indiscreto
-Riiing…salinsliiim
-Comadre Proculina, ayúdame con una tarea especial de tu ahijadita
-Ya te dije que la mandes más a la biblioteca a cultivar la neurona y no la dejes ir tanto a la discoteca a alborotarse la hormona, luego por eso terminan de masajistas de narcos
-¡Shhh…cábrate cayona!, ya no puedes distinguir bien qué son, pues andan entre muchos políticos como si nada
-¿De qué se trata la tarea, pues Torturina?
– ¿ Hasta dónde tienen derecho las empresas de medios que venden tiempos de transmisión en radio y tele, de censurar previamente qué pueden decir y qué no quienes les compran tiempo para programas?
– Me acuerdo que la censura está prohibida y agravia a la libertad de expresión
-¿Entonces joden de puro huevos ese derecho humano a expresarse libremente en tiempos prepagados?
-Mira manita, está duro y pelón porque como empresas tienen convenios…
-Oye, pero es que quieren mamar y dar de topes…no gastan en producir programas que les generen rating para captar más anunciantes
-Lamentablemente así es, lo dejan a la buena voluntad de quienes emprenden la hazaña de transmitir programas, la bronca es que si molestan con el pétalo de una rosa a funcionarios con los que tienen convenios ahí es donde se ponen sus moños
-Más o menos creo entenderte un poco…pero explícamelo más facilito
-Imagínate si la empresa tiene vendidos anuncios de equis refresco gaseoso, no van a dejar que los independientes en el tiempo que les compren hablen mal de ese producto, así de fácil…
-¿Como en las tienditas que no pueden poner en los refrigeradores producto de la competencia, haz de cuenta como las marcas de cervezas y aguas negras rivales?
-Exactamente…si una estación o canal tiene convenio con funcionarios para que los estén lisonjeando y alabando y oculten sus regadas de tepache, les enoja que alguien y les diga sus netas, por mucho que esté pagando el tiempo
-¿Entonces “controlan” las opiniones ajenas?
-Tú misma lo estás diciendo manita.
-¿Existen límites legales?
-Por supuesto que sí; toda libertad los tiene para que no se convierta en libertinaje; la norma es el respeto a la moral, buenas costumbres y vidas privadas
-¿Y si algunos funcionarios no se portan bien?
-Se quédan callados o les dan “switchazo”…
-¿Y si se rebelan?
-Los sacan del aire aunque pierdan un cliente menor, o los funcionarios mandan amenazar y dar sustitos…por lo menos
-Aaarajo comadre, por eso los medios tradicionales están a la baja y las redes van de subida y ahí no cuesta opinar…

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top