Home / Locales / #Entérate: Indígena tiene casi un mes durmiendo en el suelo del patio de hospital en Tlapa
#Entérate: Indígena tiene casi un mes durmiendo en el suelo del patio de hospital en Tlapa

#Entérate: Indígena tiene casi un mes durmiendo en el suelo del patio de hospital en Tlapa

Durante casi un mes, don Víctor Albino Agustín ha hecho hasta lo imposible para mantener a su esposa con vida a pesar de las pocas esperanzas ante un infarto cerebral producto de una hemorragia obstétrica que tuvo durante tres horas en el traslado desde su comunidad al Hospital de la Madre y el Niño Indígena Guerrerense.

Don Víctor, un indígena me phaa originario de la comunidad de San Miguel el Progreso, ha tenido que dormir casi un mes en el suelo del patio del hospital de la Madre y el Niño Indígena Guerrerense en espera de noticias buenas sobre el estado de su esposa y su hijo recién nacido.

Al igual que el nacimiento de sus cuatro hijos, los partos fueron atendidos por un partero tradicional ya que en su pueblo no hay médico para que atienda las urgencias médicas y la clínica más cercana se encuentra a una hora de camino.

Su esposa Rosalba Barrera Morales tuvo síntomas de preparto a los siete meses y medio, con ayuda del partero tradicional y sus familiares pudo lograr dar a luz a su quinto hijo.

Minutos más tarde del nacimiento, Rosalba comenzó a presentar fuertes dolores en el vientre, y don Víctor tuvo que pagar más de mil pesos para que un vehículo particular la trasladara hasta la clínica más cercana en el poblado de Mixtecapa.

En centro de salud, los doctores valoraron el estado de Rosalba y comentaron que tenía que ser trasladada al hospital de la Madre y el Niño Indígena Guerrerense para ser atendida de urgencia. Durante las tres horas que duró el viaje hasta el hospital, Rosalba presento una hemorragia obstétrica producto de la presión elevada. Al llegar al nosocomio, Rosalba fue ingresada, y horas más tarde don Víctor recibió la noticia que su esposa había tenido un infarto cerebral que le había dañado el hígado, los riñones y el corazón.

Los doctores le informaron, luego de saber su estado, que tenía que ser trasladada a un hospital de tercer nivel, ya que en ningún hospital de la región de La Montaña hay existe ningún especialista neurología que pudiera valorar.

Don Víctor, detallo que el director del HMNIG, le comentó que se encontraba en comunicación con el hospital de Ixtapaluca en el Estado de México para que fuera trasferida, pero que llegaron los días de fin de año y el director prefirió irse de vacaciones.

Hasta la primera semana de enero, don Víctor ha tenido que esperar impaciente recostado en el suelo del patio del hospital en compañía de personas que tienen familias en el nosocomio, sin saber el futuro de su esposa y su hijo recién nacido que se encuentra internado en la unidad de cuidados intensivos neonatales por haber nacido de tan solo siete meses.

Tuvo que empeñar un terreno de 10 mil pesos para poder costear los gastos de medicamento que le piden para su esposa y algunos gastos que él ha tenido durante este mes que ha vivido en el patio del hospital, ninguna dependencia estatal lo ha apoyado, sólo Tlachinollan.

Pese a todo, don Víctor no ha perdido las esperanzas de poder abrazar a su esposa como lo pudo hacer un mes atrás, cuando juntos ansiaban la llegada de su quinto hijo, que a pesar de no haberlo planeado sabían que era una bendición del cielo

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top