Home / Opinión / #Entérate: Etica y transparencia, valores burocráticos perdidos.
#Entérate: Etica y transparencia, valores burocráticos perdidos.

#Entérate: Etica y transparencia, valores burocráticos perdidos.

EL TELEFONO INDISCRETO
Por Felipe Victoria Zepeda
Soñar no cuesta nada, excluyendo al personal de la Fiscalía General y del Tribunal Superior de Justicia en que no se debe hablarle de orejas al burro, ni a ellos los empleados de “honestidad”; a los demás burócratas sí sería bueno “invitarlos” a examinarse respecto a la Ley 695 de Responsabilidades de los servidores públicos del estado y de los municipios de Guerrero

Preguntarles primero si saben de su existencia y vigencia y después si alguna vez han tenido su texto a la vista y si han leído aunque sea algunas partes…

Seguro que los resultados nos dejarían perplejos…estimados Florencio Salazar Adame y Roberto Alvarez Heredia, funcionaríos cercanísimos al Gobernador Héctor Antonio Astudillo Flores

Muy de pasadita y sin mala leche, aprovecho a preguntar ¿qué tipo de exámenes de aptitud y sicométricos se han hecho a quienes ingresaron a la nómina gubernamental a partir de noviembre del 2015?

¿Cuál procedimiento de evaluación se aplicó, a los que estaban antes en el gobierno y continúan en sus puestos?, ¿no es oneroso deshacerse de algunos tan solo porque pertenecieron a las dos administraciones anteriores y se les releve con gente que llega a aprender de qué se trata lo que se hace en equis o ye oficina?…

Me pareciera como contratar a ciegas en un circo a cualquiera y treparlo al trapecio sin tener destreza suficiente, o chimuelos a mascar clavos, tullidos de alambristas y cojos a brincar la reata

Pero bien dice el dicho popular aquel de: “no importa el sueldo pero pónganme “donde haya” y de lo que sea”. Por ese uso y costumbre es que la burocracia mexicana resulta deficiente y muy proclive a los sobornitos, formándose cadenas en que todos se reparten lo que deja cualquier trámite o autorización sin cumplir cabalmente los requisitos legales

En contraparte, los mexicanos de sobra saben que con dinero se arregla todo y capaz que el día que en ninguna oficina pública aceptaran ni pidieran “mordida” sería la debacle…

Por eso quizá en mucho tiempo no han sido enérgicos en la exigencia de honradez absoluta a los burócratas, muchos de los cuales hacen como que trabajan alegando que hacen como que les pagan y a final de cuentas, en las dependencias hay inútiles de sobra… pero faltan personas deveras capaces, que aunque las haya, si no tienen influencias o parientes no son contratadas y si acaso en posiciones de poca responsabilidad e importancia, sin oportunidad de ir ascendiendo por méritos…

Pero en este mundo todo se sabe y trascendió algo respecto a un ambicioso y benéfico Plan Estatal por la Etica, Transparencia y combate a la Corrupción

De que suena bien suena estupendo, pero siempre y cuando no se vaya a quedar en buenas intenciones solamente después de algunso eventos públicos…

En Guerrero el horno ya no está para bollos y urge ese gran golpe de timón frenando prácticas añejas de tajo y aplicar medidas drásticas

Si la burocracia ignora que existe esa Ley 695 de Responsabilidades de los servidores públicos del estado y los municipios de Guerrero, no es excusa para no aplicárselas, porque entonces los omisos incurrirían también en faltas, bien se dice que “orden y nos amanecemos”…

Aunque existen problemas más candentes y llamativos como la inseguridad pública y el acoso de las mafias, debemos considerar que precisamente las corporaciones policiacas comenzaron a fallar y envilecerse porque la ley de responsabilidades fue letra muerta para los malos elementos y sus jefazos…

Recuerdo allá por 1982 cuando el presidente Miguel de Lamadrid Hurtado inició su sexenio con el slogan de la renovación moral de la sociedad, pero como el buen juez que por su casa empieza, echó a caminar el Sistema Integrado de Control en la Administración Pública y en todas las dependencias oficiales se instauraron Contralorías Internas sustentadas en la aplicación de la Ley Federal de Responsabilidades, auditando contable, normativa y operativamente y el desempeño de los servidores y funcionarios vigilando que su conducta laboral fuera ética, atendiendo hasta la menor queja o denuncia del público contra ellos…dando transparencia entonces

Dura la medida, pero así se combatió la corrupción burocrática fincando procedimientos administrativos y aplicando responsabilidades legales

Sí, después en el sexenio siguiente le cambiaron de nombre a la Secretaría de la Contraloría General de la Federación y llegaron a desparecerla transformándola a Secretaría de la Función Pública; de puro parapeto pues necesitaban abrirle puertas a la corrupción y eso comienza facilitando las cosas desde abajo, consentir que todos “hagan su luchita” para que no repelen… ni se fijen en las transotas de los de arriba…

Qué bueno que Héctor Astudillo y su cercano equipo consideren la necesidad de enderezar el rumbo de la burocracia guerrerense; no más obras públicas cobradas a diez veces su valor real, ni a dar por cumplidas las que no se hicieron ni terminaron, o resultaron de menor calidad; no más diezmos obligados que encarecen precios elevando costos…

Claro que soñar no cuesta nada y del dicho al hecho hay mucho trecho, pero es hora de comenzar a hacer las cosas como se deben, con transparencia, legalidad y honestidad; la administración pública no debe seguir siendo fábrica de ricos, sino templo de trabajo para quienes se conformen con la honrosa medianía del servidor público que predicó Don Benito Juárez García…

telefono-indiscreto

-¡Riiing…salinsliiim!
-Comadre Proculina, ¿Dónde se conseguirán a buen precio armaduras y chalecos blindados de varias tallas?
-Aaarajo Torturina, ¿ y para qué los quieres?
-A lo mejor se los fío en abonitos a los empleados de la Contraloría con Mario Ramos del Carmen, el duro Latabán y Efraín Ramos si echan a caminar el nuevo Plan por la Etica, Transparencia y combate a la corrupción
-¡Shhh….cábrate cayona!, no me espantes a los valientes y honestos
-Acuérdate del Contralor Armenta en el gobierno de René Juárez Cisneros, que por no prestarse a componendas lo mataron entrando a Izúcar en Puebla
-Mira tú, necesitamos funcionarios con pantalones, decididos al cambio necesario, no más Topillo en el gobierno de Astudillo…

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top