Home / Cultura / #Entérate: Culmina catalogación del acervo gráfico del Museo de San Carlos
#Entérate: Culmina catalogación del acervo gráfico del Museo de San Carlos

#Entérate: Culmina catalogación del acervo gráfico del Museo de San Carlos

Luego de tres años de trabajos de investigación, concluyó la catalogación del valioso acervo de gráfica que resguarda el Museo Nacional de San Carlos, el cual está formado por 670 piezas.

Una selección de 50 de esas obras, entre grabados, litografías, aguafuertes, buril, calcografías, mezzotintas, xilografías y facsímiles, que van del siglo XVI a principios del XIX, forman la exposición El rencuentro de la belleza: estampas y grabados del Museo Nacional de San Carlos, que este sábado se abre al público.

La muestra permite apreciar que el grabado no fue ni es un trabajo menor, al contrario. El aguafuerte, la xilografía y la punta seca son las artes que fundamentan el conocimiento plástico de un artista, explicó Carmen Gaitán, directora del recinto.

Con las estampas, continuó, los artistas de la Nueva España pudieron tener por primera vez imágenes de obras maestras que después reprodujeron, durante su formación académica; su primera aproximación fue a través de grabados que provenían de maestros europeos como Durero o Goya.

Fondo de referentes

Un equipo de investigadores de la Universidad Iberoamericana, encabezado por Alberto Soto, se encargó de revisar el material que estaba en las bodegas del museo, la mayoría en buen estado de conservación.

Es una colección fundamental para este país, porque San Carlos tiene joyas extraordinarias de autores como Lucas van Leyden, Theodor de Bry, Rembrandt, Angelica Kauffman, Gerónimo Antonio Gil, Miguel Portillo y José Guadalupe Posada, a la cual, por visicitudes de administraciones anteriores o de tiempo, no se había dado la importancia que tiene, dijo Gaitán.

La exposición se divide en tres núcleos: El arte del grabado y de la estampa, Estampa europea en Nueva España y Estampa novohispana y mexicana, mediante los cuales se muestra cómo eran los talleres de impresión, las tiendas y los gabinetes de estampas, así como los usos que se daban a estos originales en la religión, las artes y la ciencia.

El también curador Alberto Soto detalló que en 1781 se planeó fundar en la Nueva España una academia de arte “que generara primordialmente grabadores para hacer monedas, los pesos fuertes que prácticamente alimentaban la economía del mundo. También querían que la academia sirviera para la arquitectura y la pintura. Para ello, el director de la Casa de Moneda donó algunas de las estampas de su taller para un fondo inicial de la Real Academia de San Carlos de las Tres Nobles Artes que abrió en 1785 de manera formal.

Algunas de las obras que mostramos en esta exposición provienen de ese fondo de origen, las cuales significaron para muchos maestros en años posteriores ejemplos que ayudaron a los nuevos estudiantes a tener referentes que eran al mismo tiempo vehículos para realizar ejercicios de copia y de proyección.

Entre las obras exhibidas destaca un óleo de Ingres (dedicado a San Juan Bautista), junto a su versión en grabado hecha por Miguel Portillo en 1873.

Es una de las piezas que más conmueven a los pintores y al público que visita el museo porque muestra a un niño totalmente andrógino, es una extraña obra porque generalmente se encuentran pinturas de Juan Bautista adulto o decapitado. Esta pieza, con un rostro angelical, de inocencia, representa una época de pureza, un momento del siglo XIX en Francia después de las guerras y la violencia, en la que Ingres exalta la esperanza, explicó Carmen Gaitán.

Ese óleo es tan estimulante como ejercicio de pintura, que fue una pieza icónica de la Academia de San Carlos que los alumnos repetían. Los grandes artistas que pasaron por esa escuela tuvieron en esos grandes pintores como Ingres a sus maestros. Del óleo derivaron a la estampa. Portillo utiliza las luces con los recursos de la gráfica, con un dramatismo mucho más acentuado, puntualizó la directora del museo.

Espacio de inmersión para niños

La muestra está acompaña del espacio de inmersión –un lugar de encuentro, aprendizaje, reflexión e imaginación– donde los visitantes, en particular el público infantil, aprenderán acerca de las diferentes técnicas para realizar estampas de la mano de los Superhéroes del Grabado: Supergubia, Superplancha, Superburil y Superrodillo, personajes que emprenderán una nueva aventura para salvar su ciudad y los visitantes podrán convertirse en uno de ellos.

El rencuentro de la belleza: estampas y grabados del Museo Nacional de San Carlos podrá visitarse de martes a domingo de 10 a 18 horas, del primero de abril al domingo 2 de julio, en el recinto de Puente de Alvarado 50, colonia Tabacalera.

FUENTE: http://lajornadasanluis.com.mx/ultimas-publicaciones/culmina-catalogacion-del-acervo-grafico-del-museo-san-carlos/

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top