Home / Opinión / #Entérate: Cuanta perversidad…
#Entérate: Cuanta perversidad…

#Entérate: Cuanta perversidad…

EL TELEFONO INDISCRETO
Por Felipe Victoria Zepeda
La última vez que escuché hablar de civilidad y legalidad a algún presidente municipal de Acapulco de Juárez, creo fue allá por diciembre de 2002, cuando el PRD ganó por vez primera la alcaldía porteña con el abogado y exdiputado federal Alberto López Rosas

No crea el lector que hay error en lo asentado en el primer párrafo, es que el Contador Público y empresario Carlos Zeferino Torreblanca Galindo, impulsado por el Frente Ciudadano que dirigía Fernando Donoso, consiguió la alcaldía hasta su tercer intentona, pero como candidato externo del PRD en diciembre de 1999, cuando se quiso comer vivo a su enemigo desde la infancia Manuel Añorve Baños, que se odiaban cual siamés y bulldog.

Las primeras bravuconadas de Zeferino fueron esclarecer malos manejos de la administración priísta que le precedía, pero nunca pasaron de salivazos y los que pagaron los platos rotos fueron los del gremio periodístico que se quedó a dieta de apoyos, pues según Zeferino, Añorve dilapidó millonadas en pagar a la prensa por atacarlo para impedir que ganara las elecciones

Por parte del PRI, el Gobernador René Juárez Cisneros quería poner a su amigazo Ernesto Rodríguez Escalona y Luis Walton Aburto competía también por la codiciada alcaldía, pero ninguno se fijó demasiado en el aprecio personal que le tenía al Contador Torreblanca ni más ni menos que el entonces Presidente de la República Vicente Fox Quesada.

José Rubén Robles Catalán, el Notario Público, había tenido que postergar sus aspiraciones y esperar hasta el 2005 para intentarlo de nuevo. Alguna vez que estuvo muy cerca de ser candidateado impusieron a un Almirante de la Marina, Alfonso Argudín y se disciplinó al partido…

Luego no compitió en 2002 contra López Rosas porque Ernesto Rodríguez fue el tricolor impuesto, pero le ganó el PRD aprovechando que la gestión de Zeferino en Acapulco fue satisfactoria

El lajeño López Rosas le echó ganas en su trienio y hasta pensaba lanzarse por una Senaduría, pero al terminar en diciembre del 2005 le echaron encima el alud de acusaciones con Félix Salgado Macedonio como ariete

Como sea, los perredistas se habían quedado sin el competidor fuerte del PRI porque alguien mandó asesinar a Robles Catalán el 6 de julio de 2005, meses antes Zeferino se había convertido en Gobernador utilizando las siglas del PRD y Convergencia, ganándole a Héctor Astudillo. Importante marcar que Vicente Fox continuaba siendo presidente de México y seguía estimando a Torreblanca Galindo…

Manuel Añorve en su segunda época no le dio lata a Félix Salgado Macedonio, cuate del gobernador externo perredista Zeferino y contra lo que se esperaba, en vez de seguir riñendo con Añorve se aliaron e hicieron camaradas coordinándose bien

Tres trienios al hilo el PRI se quedó sin controlar el municipio más codiciado de Guerrero; en las elecciones de octubre de 2008 Luis Walton compitió pero de alguna manera consiguió más votos Manuel Añorve Baños que regresaría a ser de nuevo Alcalde, pero ya no interino sino constitucional por elecciones y limó asperezas con el gobernador Torreblanca, que entregaría el mando estatal en marzo de 2011

La sorpresa es que Manuel Añorve fue hecho candidato priísta para suceder a Zeferino, pero a su primo Angel Aguirre Rivero se le había ocurrido querer volver a ser gobernador como fuera, aún indisciplinándosele al PRI de Beatriz Paredes Rangel y Manlio Fabio Beltrones Rivera y en agosto del 2010, Luis Walton le dio la candidatura por el Movimiento Ciudadano (MC, antes Convergencia), facilitando que el PRD que manipulaban Manuel Camacho Solís, Marcelo Ebrard Casaubón y “los Chuchos” lo ungieran candidato externo del PRD a la gubernatura, que le ganó de calle a su primo Añorve.

El PRI soportó haber perdido tres veces Acapulco, pero perder todo Guerrero por segunda vez, con externos del PRD, era un imperdonable agravio que no podía quedar sin castigo tarde que temprano…

Aguirre como gobernador pseudo perredista, fue diametralmente distinto a cuando interino priísta de Figueroa Alcocer, amable y accesible para todos, así que buscarían la forma de hacerlo tropezar.

Como de malas y con un gabinete plural conformado con extraños y enemigos ideológicos, cayó atrapado en las sutiles redes de un séquito perverso de gente cercana de disque su mayor confianza, que en vez de servirle con lealtad y honradez lo distanciaron de sus anteriores amigos aislándolo completamente

Nadie que no autorizara esa cofradía y camarilla exclusiva podía ni saludar en persona al gobernador Angel Aguirre; lo engatusaron aprovechando sus humanas debilidades para mantenerlo muy distraído, lo transformaron en un arcángel inalcanzable, desinformado y mal asesorado, mientras bajo su sombra y a sus espaldas se dieron vuelo algunos dando órdenes a diestra y siniestra sin que él se enterara…

La primera trampa se la pusieron con el incidente de la gasolinera de la autopista en Chilpancingo en diciembre de 2011, en que cayeron abatidos dos vándalos que incendiaron una bomba despachadora y escapaban de los policías federales, pero los victimados resultaron ser estudiantes matriculados en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa y comenzaron las protestas y movilizaciones pidiendo que cayera Aguirre Rivero, pero dos funcionarios atajaron el golpe renunciando a sus cargos en la policía y la procuraduría…

Cambió el sexenio y siguieron los problemas en Guerrero con los grupos armados de autodefensa y el magisterio disidente protestando contra a la reforma educativa de Peña Nieto, un sanquintín todo el tiempo, notorias las estrategias de guerrilla urbana por parte de normalistas y disque maestros…

Pero entonces ocurrió el ayotzinapazo de Iguala en septiembre de 2014 dando la puntilla y Aguirre Rivero tuvo que pedir licencia al cargo, dejando el estado en manos de un académico tan inepto como voraz…al que se le disparó la ingobernabilidad pero jamás quiso poner orden porque había un plan con maña para poner un candidato
independiente procedente de la Universidad, o impedir las elecciones…

Tiempos demasiado difíciles y una subversión latente es lo que recibió Héctor Astudillo en octubre del año pasado, el peligro persiste…

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top