Home / Opinión / #Entérate: Comunicación Social con todas sus letras.
#Entérate: Comunicación Social con todas sus letras.

#Entérate: Comunicación Social con todas sus letras.

Médula
Por Jesús Lépez Ochoa
El que en una ciudad donde se registran de dos asesinatos para arriba todos los días un par de balaceras en las que murió un presunto delincuente hayan causado un pánico tremendo que mantuvo a Acapulco semiparalizado por dos días, evidenció la incapacidad de los aparatos gubernamentales de comunicación para manejar la crisis informativa.

Las redes sociales rebasaron por completo a los gobiernos estatal y municipal. Primero porque los hechos ocurrieron en la vigilada zona turística, el lugar que se supone es el más seguro del puerto; segundo, porque sus oficinas de comunicación tardaron en reaccionar.

El hecho de que el gobernador Héctor Astudillo se encontraba en Guadalajara en los preparativos del Tianguis Turístico y el alcalde Evodio Velázquez atendiendo gestiones en la Ciudad de México, no implicaba que la situación saliera de las manos de los directores de Comunicación Social de ambos niveles de gobierno.

Se esperaba que con el nombramiento de José Luis Méndez en Acapulco, se tuviera una labor más coordinada con su par en el estado, dada su cercanía con Erika Lührs Cortés, con quien se le ha visto desde el inicio de la administración de Evodio Velázquez, muy a menudo en un café de Costa Azul y en algunos lugares de la zona Diamante.

Se sabe de un estrecho lazo de amistad entre Méndez y Lührs desde el segundo periodo de Manuel Añorve Baños como alcalde de Acapulco, cuando el locutor fue la voz oficial del Ayuntamiento en ese entonces priísta y ella secretaria de Desarrollo Social. Lazo que fue reforzado en la campaña política del priísta por la gubernatura y que se ha mantenido intacto tanto, con Erika como con el propio Manuel.

En ese entendimiento de afinidades mutuas, se esperaba una excelente coordinación. Sin embargo la rumorología perversamente desatada presumiblemente por el mismo crimen organizado en las redes sociales, se comió a ambos funcionarios que no estuvieron a la altura de responder con información oficial las inquietudes de los ciudadanos que ante su impericia creyeron en falsas amenazas que circulaban por Whats App, Facebook y Twitter, afectando la economía local y las clases en el municipio.

Sin lugar a dudas que quienes difundieron esa rumorología perversa para empeorar la situación y generar temor en los ciudadanos merecen un castigo ejemplar; pero el gobernador y el alcalde deben reconocer que su comunicación no fue, ni ha sido eficaz, porque se basa en un modelo promocional de campaña política, y no de gobiernos hacía ciudadanos.

Comunicación Social con todas sus letras.

[email protected]

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top