Home / Opinión / #Entérate: “Chingar a Evodio”.
#Entérate: “Chingar a Evodio”.

#Entérate: “Chingar a Evodio”.

BAJO FUEGO
José Antonio Rivera Rosales
Atrapado con los dedos en la puerta, Luis Walton tendrá que buscar un acuerdo con sus opositores si quiere evitar consecuencias políticas y legales de su proceder, él y sus secuaces.

Una grabación furtiva puso al descubierto una trama que confirma la intención perversa de Luis Walton, acompañado de su plana mayor, para inhabilitar políticamente a Evadió Velázquez en la ruta por los cargos públicos, tal como lo habíamos señalado en la entrega anterior.

Esa grabación -que muestra claramente la existencia de un complot en el que por desgracia participa la cúpula dirigente de Movimiento Ciudadano (MC), un partido político que se asume de izquierda-, exhibe la baja calidad moral de quienes dirigen ese instituto político, comenzando por el propio Walton , dueño de esa franquicia por lo menos en el estado de Guerrero.

La grabación circuló profusamente esta semana en redes sociales con la obvia intención de demostrar públicamente que sí hay una intención de dañar la imagen y reputación de Evadió y su gobierno, con el de fin de cortar de tajo su trayectoria política. En la grabación, de la que se ignora quién la elaboró y filtró a las redes sociales, se escucha claramente la voz de Walton ordenando poner en marcha esa campaña sucia en las redes sociales para exhibir como inepto al joven munícipe.

A la intervención de Walton sigue la de una persona identificada como Roberto Carrera, quien en la administración del exalcalde fungió como responsable de redes sociales. Esta persona, quien evidentemente es un verdadero experto en el manejo de la red social, instruye a diferentes personas sobre una estrategia para generar una percepción negativa de la administración de Evadió Veláquez.

En la grabación es perfectamente audible que el tal Roberto Carrera instruye a personas como Adrián Wences Carrasco -el líder formal de MC-, a la diputada federal Marbella Toledo, al contralor estatal Mario Ramos del Carmen, al secretario de Desarrollo Económico, Abel Arredondo; a Claudia de la O Pineda, al regidor Arturo López Sugía, entre otros políticos reunidos en esa mesa, a participar activamente en la campaña contra el edil perredista.

Este audio explicaría la conducta de los diputados de MC, Ricardo Mejía Berdeja y Magdalena Camacho, quienes formalmente levantaron y ratificaron ante la Procuraduría General de la República (PGR) una denuncia penal contra Evadió Velázquez por instalar mandos policiacos sin contar con la certificación de las autoridades federales.

Según lo que se escucha claramente en el audio, el objetivo es “pegarle a Evadió, chingar a Evadió y a algún funcionario (municipal) que haga alguna pendejada”.

La grabación, que suscitó un escándalo en redes sociales y polarizó las opiniones a favor o en contra de los involucrados, tiene una vertiente jurídica que los respectivos partidos políticos implicados -PRD y MC- apenas comienzan a visualizar: que el asunto deje de ser tema mediático y llegue finalmente a los tribunales.

De hecho, por salud pública, el diferendo convertido en escándalo debe ser analizado por la PGR como probable motivación para la acción penal.

Dos figuras legales, por lo menos, encuadran dentro de la tipificación legal: delincuencia organizada -concierto para cometer un delito- y daño moral.

Si la dirigencia del PRD decide actuar, como lo anunció, es muy posible que la PGR encuentre materia para actuar dado que el planteamiento hecho por Roberto Carrera ante sus correligionarios es una excitativa a cometer delitos de corte cibernético, así como explícitamente para afectar la imagen pública del alcalde en funciones, lo que se podría tipificar con toda facilidad como daño moral.

Ese mismo personaje, Roberto Carrera, lo afirmó con bastante precisión: enumeró “cuatro líneas de acción para darle en la madre al presidente”: inseguridad, corrupción, denuncia ciudadana y detracción, la que tradujo como “ensuciar la imagen política del presidente”.

Más claro ni el agua.

En caso de proceder una denuncia penal ante la PGR, con seguridad Roberto Carrera sería detenido por hacer una excitativa para cometer delitos y, en segundo término, podría recaer la acción penal en Walton por la autoría intelectual, aunque difícilmente la autoridad persecutora del delito iría más allá, porque todos los demás participantes de la reunión actuaron en términos pasivos.

Resulta lamentable, por lo menos, que después de la abyección demostrada por la dirigencia del PRD en el caso de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos, ahora tengamos que presenciar un nuevo caso de corrupción política protagonizado, de nuevo, por partidos que se hacen llamar de izquierda.

Será interesante observar si el PRD en lo general, o el alcalde Evadió Velázquez en lo particular, tienen el valor de iniciar un procedimiento penal ante el Ministerio Público Federal para deslindar responsabilidades en este episodio perverso y vergonzoso protagonizado por personas que se asumen de izquierda. Sería saludable que el la ciudadanía guerrerense se entere de las tropelías que seguramente existen bajo la mesa.

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top