Home / Nacionales / #Entérate: Avala el Congreso de Veracruz que se restructure deuda
#Entérate: Avala el Congreso de Veracruz que se restructure deuda

#Entérate: Avala el Congreso de Veracruz que se restructure deuda

Con el voto de Morena en contra, las bancadas de PRD, PAN, PRI, PVEM y Juntos por Veracruz aprobaron la solicitud del gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares para restructurar la deuda del estado, que consiste en ampliar el periodo de pago, de 19 a 30 años, y renegociar los 21 créditos bancarios por 46 mil millones de pesos que contrató el ahora ex gobernador Javier Duarte de Ochoa y las obligaciones que de ellos derivan.

Del dictamen aprobado este viernes sobresale el apartado tercero, por el cual se autoriza al titular del Poder Ejecutivo celebrar uno o varios acuerdos por 46 mil millones de pesos o por el monto total de los saldos pendientes al suscribirse los contratos.

Cuando Yunes Linares presentó su propuesta, dijo que ésta permitiría disponer de 3 mil cien millones de pesos en dos años: mil 400 millones de pesos se liberarían de abril a diciembre de 2017 y mil 700 millones en 2018, que nos permitirían tener un respiro en el déficit de 20 mil millones de pesos que hay en las finanzas.

En su primera presentación al pleno –el martes pasado– esa iniciativa fue rechazada por las bancadas de PRI y PVEM, pero hoy se unieron a los gobernantes PAN y PRD para sumar 38 votos en favor (cuatro más de los necesarios).

Sólo los ocho legisladores de Morena mantuvieron su postura de rechazar el dictamen, pues la supuesta ventaja que se obtendría es desproporcionada, en relación con los compromisos que se adquieren, dijo su líder de bancada, Amado Cruz Malpica.

Fernando Kuri Kuri, coordinador de Juntos por Veracruz, votó este viernes en favor. Hace sólo tres días cuestionó que se plantee pasar de endeudar a Veracruz de 19 a 30 años para dar viabilidad a un gobierno de dos años, en lugar de que se plantee una restructuración de gobierno. A la iniciativa de la deuda debían anexarse los informes de la situación financiera del estado, propuso.

Tras conocerse el rechazo a su primera iniciativa –la noche del martes 14 de marzo–, Yunes difundió en sus redes sociales un video, mediante el cual acusó a los diputados de dañar a Veracruz. Advirtió que la entidad tendría dificultades para pagar nóminas e incluso sugirió que dejaría de pagar los salarios de los legisladores.

Luego reculó, mandó un nuevo proyecto de restructuración de la deuda y envió a la titular de Finanzas, Clementina Guerrero, a cabildear con las fracciones legislativas. Este viernes, el dictamen se presentó de nuevo ante el pleno.

Sergio Hernández Hernández, coordinador del PAN, argumentó que a diferencia del proyecto anterior éste tiene un artículo tercero transitorio que obliga a la Secretaría de Finanzas a publicar en su portal de transparencia fiscal la información generada con motivo de las operaciones de contratación o refinanciamiento que se deriven del presente decreto. Sin embargo, esa obligación ya existe.

Juan Nicolás Callejas Roldán, coordinador del PRI, justificó el voto de su bancada a partir de las nuevas disposiciones de transparencia que contempla la ley. Aclaró que su nueva postura frente al dictamen no obedece a presiones, imposiciones o amagos, respondemos con responsabilidad a través del diálogo.

Cruz Malpica, líder de Morena, mencionó que los cambios al dictamen sólo fueron adecuaciones cosméticas para que los nuevos convencidos no se vieran mal votando en favor lo que rechazaron esta misma semana.

Para Morena, dijo, siguen sin aparecer datos sólidos y que fundamenten la iniciativa y la resolución; lo que cambió no fue el dictamen sino la falsa oposición del PRI que, en complicidad con el PAN, endeuda a Veracruz por 30 años. Los priístas bajan las cabezas, obedientes, y vuelven al redil, criticó.

Jazmín Copete Zapot, coordinadora de la bancada del PRD, criticó a quienes rechazan la iniciativa: huele a redil, hay un rebaño que sigue la línea dictada para seguir por una vereda sin ver que los llevan al matadero.

Deudas, hasta el cuello

Sin restructuración, dijo Yunes Linares al presentar su primera propuesta, podrían generarse penalizaciones de los bancos y del Servicio de Administración Tributaria, que implicaría la retención de mil 600 millones de pesos mensuales de los 2 mil millones de pesos de participaciones federales que llegan a la entidad.

Entre los compromisos financieros que más preocupan, señaló, el SAT requiere el pago inmediato de 15 mil millones de pesos de impuestos que se retuvieron a trabajadores, pero no se entregaron a la hacienda federal.

El Banco Nacional de Obras y Servicios pide el pago de tres créditos por 2 mil 797 millones de pesos, el Sistema de Ahorro para el Retiro pide 5 mil millones que se deben a Fovissste. Además se inició un procedimiento de vencimiento anticipado de un crédito de Banobras por mil 74 millones de pesos, comentó.

Esto dejaría a Veracruz con apenas 500 millones de pesos de participaciones federales para la operación de las dependencias y los poderes del estado, lo que generaría grave crisis social, económica y política en Veracruz.

FUENTE: http://lajornadasanluis.com.mx/nacional/avala-congreso-veracruz-se-restructure-deuda/

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top