Home / Opinión / #Entérate: AMLO, un guiño a perredistas; el beso del diablo a los Chuchos
#Entérate: AMLO, un guiño a perredistas; el beso del diablo a los Chuchos

#Entérate: AMLO, un guiño a perredistas; el beso del diablo a los Chuchos

Médula
Por Jesús Lépez Ochoa

El aparente coqueteo de Andrés Manuel López Obrador no es en realidad sino el beso del diablo a la corriente Nueva Izquierda liderada por los Chuchos, mote en honor a sus cabecillas Jesús ortega y Jesús Zambrano.

En entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva, Obrador abre la posibilidad de una alianza con el PRD para el 2018, sólo si hay un deslinde de los partidos que forman la mafia del poder, porque está de por medio el Pacto por México que fue el que hizo posibles las reformas del gobierno de Enrique Peña Nieto. La educativa, entre éstas.
La declaración, es a un par de días de que el PRD reanude su Consejo Nacional para elegir el relevo de Agustín Basave Benítez.

Los Chuchos que fueron cómplices del Pacto por México, de la Reforma Educativa del PRI, de las alianzas con la derecha panista y responsables tanto del desvío ideológico así como de que al PRD se le ubique ahora en el umbral de los partidos pequeños, pretenden mantener su hegemonía con Beatriz Mojica Morga.

La declaración de AMLO les empantana el camino ya de por sí difícil ante la simpatía que existe hacia Alejandra Barrales, la carta del jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera. Externo, pero con mucha fuerza al interior del perredismo, tanto que el chuchismo tuvo que postergar la elección al no tener las canicas suficientes para colocar a su alfil.

Y es que el intento del PRD por “sumarse” a la lucha de los maestros a los que condenó a la persecución laboral con fines de despido al aprobar la reforma educativa, es visto como el mayor acto de cinismo político de los últimos tiempos. Imagine usted que ahora salgan con que se deslindan del Pacto por México. ¡Estaría de risa!

El PRD es la bisagra para el 2018 y los Chuchos pugnan por mantener la franquicia para ofertarla al PAN, de ahí que Morena, el partido de Obrador, propaga por todo el país que iría en alianza con militantes, no con dirigentes perredistas, y esto es lo mismo que entre líneas parece estar diciendo Obrador: deslíndense del Pacto por México, deslíndense de los Chuchos.

No hay que perder de vista que muchos de los fundadores del PRD, encabezados por el propio Cuauhtémoc Cárdenas (quien este fin de semana visitará Tlapa, Guerrero), promueven que ese partido no vaya con el PAN como anhelan los Chuchos y Beatriz Mojica. Y que retome su camino extraviado por esos personajes, aliándose con las fuerzas de izquierda.

Los cardenistas vienen cerrando la pinza con Obrador y posiblemente con Mancera, para dar el tiro de gracia al caballo de Troya del PRI y el PAN que se ha incrustado como bacteria mortal en la cabeza del partido del sol azteca. Sólo así será nuevamente un partido de izquierda.

Si hubo un guiño de Obrador, fue para los perredistas. No para Los Chuchos. A ellos les dio un beso. El beso del diablo. ¿Un beso de despedida?

NO ABROGAR LA REFORMA

En lo que respecta a la postura de modificar y no abrogar la reforma educativa que Andrés Manuel también expresó en esa entrevista, la discrepancia con la postura de los maestros es aparente.

La abrogación es una bandera de lucha magisterial para obtener en realidad una modificación en el sentido de que se echen abajo las medidas punitivas y el énfasis sea en el aspecto pedagógico, como lo han pedido siempre. Como en toda negociación, la flecha se tira a la cima de la montaña para que caiga donde en realidad se espera impactar.

Lo cierto es que al tabasqueño las preguntas de Gómez Leyva en ese sentido, le dieron la oportunidad de hacer ver a un gobierno de Enrique Peña Nieto al borde del colapso, y que, lejos de rematarlo, hay que darle respiración artificial para que alcance a entregarle la estafeta. Lo mismo que ha dicho siempre, pero de manera más amable.

[email protected]

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top