Home / Locales / El estilo personal de Aguirre Rivero: Nepotismo y corrupción
El estilo personal de Aguirre Rivero: Nepotismo y corrupción

El estilo personal de Aguirre Rivero: Nepotismo y corrupción

Manuel Nava

Acapulco.- El nepotismo, la corrupción y las relaciones opacas fueron las características de los dos periodos de gobierno de Ángel Heladio Aguirre Rivero en esta entidad del sur.

Los periodos de su mandato 1996-1999 y 2011-2014, además ocurrieron contingencias ambientales y violencia derivada de la actividad delincuencial, brotes de autodefensas y grupos armados como el ERPI además de asesinatos políticos.

Podría decirse que es un estilo muy personal de gobernar.

Apenas había transcurrido un mes en el gobierno, cuando Ángel Aguirre Rivero fue objeto de críticas por los rasgos de nepotismo dentro de su gabinete.

Tras haber sorteado de la crisis desatada el 12 de diciembre por el asesinato de dos normalistas de Ayotzinapa en la Autopista del Sol, los señalamientos arreciaron.

El 15 de mayo del 2011, Filemón Navarro Aguilar diputado federal perredista exhortó al dirigente estatal de su partido, Carlos Reyes Torres, a vigilar el gobierno de Aguirre Rivero, ante las denuncias de que en esta administración “aflora el nepotismo”. Navarro Aguilar denunció públicamente que al menos cuatro hermanos, además de sobrinos, tres primos y un cuñado de Aguirre Rivero ocupaban cargos estratégicos en la administración estatal.

El entonces gobernador calificó esos señalamientos como una campaña perversa en su contra, orquestada por sus adversarios políticos. Ni el PRD estatal ni el Congreso local se atrevieron a reconvenir a Aguirre Rivero, manteniendo un silencio cómplice sobre sus acciones nepotistas.

“Sí se llama nepotismo, pero en Guerrero no es delito, ni es prohibitivo, el gobernador no está infringiendo la ley en ningún lado, puede ser mal visto, pero esa parte no se ha resaltado, en Guerrero no existe el nepotismo como una sanción administrativa, como una prohibición reglamentaria” expresó en su defensa David Jiménez Rumbo el 11 de mayo del 2012, cuando el tema volvió a tomar prioridad.

También Evodio Velázquez Aguirre, entonces secretario general del PRD, afirmó que solamente es una “especulación” el nepotismo del que se le acusa por tener a 13 familiares ocupando cargos de primer nivel en su gabinete y aclaró que el partido no emitirá ninguna postura o extrañamiento al respecto, pero se contradijo al pretender defender al mandatario, pues a pesar de que aceptó que los estatutos del PRD prohíben el nepotismo en sus gobiernos, afirmó que no hay porqué emitir una postura sobre el tema, que ha sido ampliamente difundido en medios estatales y nacionales.

Entonces se dijo que Aguirre Rivero y Jorge Silverio Salgado Leyva, secretario de Administración y Finanzas, así como Humberto Salgado Gómez, secretario de Gobierno, colocaron al menos a 93 parientes en la administración pública de los cuales 33 tuvieron responsabilidad directa en el manejo de recursos públicos. Los 38 familiares directos del entonces gobernador costaron un millón 110 mil 643 pesos mensuales, mientras que el secretario de Finanzas designó a 20 parientes en cargos públicos, que en conjunto ganaron 591 mil 318 pesos.

Laura del Rocío Herrera de Aguirre, presidente del DIF estatal, también incurrió en prácticas del nepotismo que impera en el gobierno de su esposo. En abril de 2011 designó a su cuñada Delfina Rosalinda Aguirre Rivero como directora general del DIF estatal. Y eso no es todo. Actualmente, María de los Ángeles Navarro Rivero (sobrina del mandatario estatal) funge como jefa de la Unidad de Difusión y Vinculación Social de esa dependencia.

La consanguínea del mandatario estatal además fue acusada de ser maestra de carrera y tener la clave AURD630828A14 y está adscrita formalmente al plantel 1 del Cobach a donde no acudía a trabajar.

En su momento Delfina Rosalinda Aguirre Rivero se defendió diciendo que en 2010 solicitó por escrito un permiso por tiempo indefinido ante el Sindicato de Trabajadores Académicos del Colegio de Bachilleres para apoyar la campaña de su hermano Ángel Aguirre, permiso que le fue concedido.

Al respecto, la ley 674 de Responsabilidades de los Servidores Públicos del gobierno del estado plantea de forma ambigua que el gobernador debe abstenerse de nombrar o promover a parientes en la administración pública hasta el cuarto grado.

En el título tercero de “Responsabilidades administrativas” de dicha ley se establece: “Los funcionarios deben excusarse en intervenir en cualquier forma en la atención, tramitación o resolución de asuntos en los que tenga un interés legal, personal o de negocios, incluyendo a aquellos en los que pueda resultar algún beneficio para él, cónyuge o parientes consanguíneos hasta el cuarto grado, por afinidad o civiles o para terceros con los que tenga relaciones profesionales, laborales o de negocios, o para socios o sociedades para el que el servidor público o las personas referidas formen o hayan formado parte”.

Pero en el periodo 1996-199 ocurrió al similar. Al menos Ernesto Aguirre y Carlos Mateos, también estuvieron en la nómina del gabinete.

En 1996, al tomar posesión como gobernador sustituto, a Carlos Mateo lo nombró director de Administración de los Servicios Estatales de Salud; cargo al que renunció para dedicarse de lleno a la negociación de contratos de construcción de la obra pública, con utilidades del 10 por ciento de la inversión.

Relaciones peligrosas

Pero la opacidad en las relaciones políticas y sociales es otra de las características y sobre las cuales se insiste poco.

Concretamente a los Hughes se les ha ubicado desde hace más de cuatro años con un origen ilícito de su riqueza.

Víctor R. Ignacio Hughes Alcocer fue subsecretario de Administración de la Secretaría de Finanzas y Administración. Fue secretario particular de Ángel Aguirre Rivero cuando éste era senador. Fue candidato a diputado federal por el PRI en Acapulco. Su número de nómina fue 48164 con sueldo es de 36 mil 260 pesos quincenales.

Víctor R. Felipe Hughes Acosta fungió como secretario Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública. Su número de nómina es 48165 y su sueldo es de 36 mil 260 pesos quincenales.

Paulo Ignacio Hughes Acosta se desempeñó como jefe de Depto. de Normatividad y Desarrollo Sustentable en el Ayuntamiento de Acapulco con Manuel Añorve. Su número de nómina fue 48620.

El 8 de julio del 2014 el gobierno del estado autorizó el cambio de notarías en Guerrero, con lo que se benefició a cercanos al gobernador Ángel Aguirre Rivero, entre ellos su sobrino, el hijo de un notario y ex funcionario del gobierno estatal y un ex funcionario. Los beneficiarios fueron Martín Delfino Aguirre Morga, Arturo Eduardo Nozari Arcos, hijo del notario número 4 de Acapulco, Eduardo Arturo Nozari Morlet, que a su vez fue procurador de Justicia del estado en el gobierno de José Francisco Ruíz Massieu y Esaú Tapia Abarca, exsubsecretario de Asuntos Agrarios en los gobiernos de René Juárez Cisneros y Zeferino Torreblanca Galindo.

Martín Delfino fue cambiado de la notaría de San Luis Acatlán, que pertenece al distrito de Altamirano, a la notaría número 9 de Acapulco, del distrito de Tabares.

Nozari Arcos fue cambiado de la notaría de Ayutla que pertenece al distrito de Allende, a la notaría número 11 de Acapulco, misma que dejó acéfala el notario Carlos España Rojas, a quien le revocaron la patente tras una demanda por presuntos actos irregulares, presumiblemente con la delincuencia organizada.

Tapia Abarca, de la notaría número 1 de Arcelia, que pertenece al distrito de Cuauhtémoc, a la número 3 de Iguala, que es cabecera del distrito de Hidalgo.

Otro fue el hecho de que el 14 de diciembre del 2012, Aguirre Rivero dio posesión a Humberto Zapata Añorve, como Secretario de desarrollo rural.
Zapata añorve fue alcalde Ometepec 1996-1999 y considerado uno de los delincuentes más buscados por la procuraduría de justicia de Morelos ya que estuvo involucrado con la banda de secuestradores “los Dragones Negros” casos concretos de Juana Cesáreo Remigio y Angélica Gómez Cesáreo según averiguación previa (sc/3a/6163/96-8). El plagio tuvo lugar en Tejalpa, municipio de Jiutepec en 1996.

Otros ediles involucrados fueron Mario Navarrete Gutiérrez (Ometepec), Andrés Cruz Castro y Andrés Manzano Añorve (Cuajinicuilapa). En su momento dijeron que todo fue una confusión y quedo aclarado con Jorge Carrillo Olea entonces gobernador de Morelos.

Dicha banda aparentemente era comandada por ex elementos de la Policía Judicial Militar a cargo de Sergio Martín Camacho Mendoza “El Sargento”, y Héctor Herrera Guzmán “El Cubano”, ambos detenidos actualmente y purgando sentencia en el Centro Estatal de Readaptación Social de Atlacholoaya en Morelos.
Previamente Zapata Añorve fue diputado local con el periodo de AAR y subsecretario de ganadería y pesca.

Otra de las denuncias más graves en cuanto los presuntos vínculos entre el gobernador del estado y la delincuencia es de Víctor Aguirre Garzón a quien autoridades federales ubicaron como uno de los líderes del Cartel Independiente de Acapulco.

Otra, es la existencia de un video en el cual María Leonor Villa Ortuño, suegra de José Luis Abarca, exalcalde de Iguala denunció que la campaña electoral de Aguirre Rivero estuvo financiada por Arturo Beltrán Leyva, que a su vez estaba relacionado con Aguirre Garzón y aliado de los Guerreros Unidos, cartel al que se ubica como responsable de la desaparición y presumiblemente la muerte de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Hoy cabe la posibilidad de llevar la acción a fondo sobre este caso de nepotismo encontrando los otros nexos y recuperar la credibilidad en la institución superior de gobierno.

En términos políticos su candidatura en 2011, contribuyó a crear un corredor de Guerrero al Distrito Federal y es curiosamente donde se tienden los corredores más importantes para el crimen organizado.

En 2013, Mateo Aguirre fue delegado en Morelos de la Secretaría de Transportes y Comunicaciones y una de las obras más importantes que comendó fue el Distribuidor Vial Palmira, la cual facilitaría la circulación de más de 40 mil vehículos por día del Distrito Federal a Morelos y Guerrero, y viceversa.

Tiene una casa de descanso en Ometepec, a la que va con su familia en tiempo vacacional, se le atribuye la posesión de algunos ranchos entre ellos el San Carlos. Como productor de ganado suizo era de los empresarios más prominentes del estado.

Fuente: siempre.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top