Home / Locales / Dictan auto de libertad a Nestora Salgado
Dictan auto de libertad a Nestora Salgado

Dictan auto de libertad a Nestora Salgado

Terminó el encierro. Dictan auto de libertad a la comandante de la Policía Comunitaria de Olinalá, Nestora Salgado García. Este jueves después de dos años y siete meses, los jueces de Tlapa, Huamuxtitlán y Ayutla resolvieron liberar a la líder comunitaria.

A las 6 de la tarde en el juzgado 67 ubicado en el penal de Santa Martha Acatitla, le dictaron la libertad a Nestora Salgado. Sin embargo, la líder comunitaria dejará la prisión este viernes a las 9:30 de la mañana.

Según su abogado Leonel Rivero Rodríguez, Salgado García decidió dormir esta noche en el penal para poder descansar y además porque el trámite puede durar de dos a tres horas.

Para este viernes, Nestora Salgado tiene programada una conferencia de prensa donde, según se anunció, dará su testimonio y fijará postura sobre la situación de los otros 12 policías comunitarios de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (Crac) que están presos en diversos penales del estado.

Este lunes comenzaron, tal vez, las 72 horas más determinantes de Nestora Salgado. A los juzgados de Tlapa, Huamuxtitlán y Ayutla llegaron los expedientes con las declaraciones preparatorias de la dirigente comunitaria. Al cumplimiento de este término, los jueces no tenían más opciones que determinar el auto de formal prisión o la libertad. Decidieron por lo segundo.

Este plazo tuvo origen en las tres órdenes de aprehensión que el 8 de marzo giró la Fiscalía General del Estado (FGE) por los delitos de homicidio y tentativa de homicidio; robo y privación ilegal de la libertad y secuestro.

Las órdenes de aprehensión las giró la FGE después de que un día antes un juez le dictó un auto de libertad por el delito de secuestro, después de que su defensa comprobó que Nestora Salgado no secuestró, sino que cumplió un deber, al actuar como policía comunitaria reglamentada en la Ley 701 que reconoce a los pueblos indígenas para protegerse e implementar su propio sistema de seguridad y justicia.

Para llegar al primer auto de libertad, la defensa de Nestora Salgado primero comprobó que en el proceso penal le violentaron sus derechos. Al momento de la detención a Nestora le negaron le derecho de asistencia consular por tener la doble nacionalidad, la mexicana y la estadunidense.

Leonel Rivero Rodríguez explicó que las causas por que los jueces resolvieron a favor de la líder comunitaria. Uno, dice, que por el delito de secuestro se demostró que actuó en el cumplimiento de un deber y el cumplimiento no lleva a una responsabilidad penal. Dos, en el delito de homicidio, se comprobó que cuando ocurrió el asesinato de unas personas en los límites de Huamuxtitlán y Olinalá, Nestora se encontraba 150 kilómetros de distancia: en Chilpancingo en Casa Guerrero para reunirse con el entonces gobernador Ángel Aguirre Rivero. La reunión no se llevó a cabo, pero ahí estuvo, demostraron con publicaciones periodísticas. Ese mismo día estuvo en el barrio del Fortín, en Tixtla, en una conferencia de prensa junto con policías comunitarios de ese lugar. Tres: privación ilegal de la libertad y robo.

Rivero Rodríguez indicó que a los policías municipales de Olinalá que detuvo la PC en estado de ebriedad, fueron puestos en libertad y las armas entregadas y, de esto, dio fe un funcionario del gobierno del estado. Todo quedó asentado en un minuta.

Cómo surgió Nestora

El secuestro y asesinato de un joven el 27 de octubre de 2012 provocó que en el municipio de Olinalá emergiera un grupo de autodefensa. Antes la delincuencia organizada extorsionaba, secuestraba y asesinaba sin que ninguna autoridad se lo impidiera.

Quien le puso un alto fue el pueblo. Ese día en el que era velorio el joven taxista, los pobladores salieron a buscar a los delincuentes. Entraron en una casa que todos ubicaban como el escondite del grupo criminal, ahí encontraron cuernos de chivo, chalecos tácticos y credenciales. Minutos después llegó el entonces síndico Armando Patrón Jiménez con la Policía Municipal y confiscó todo.

Ese día emergió el liderazgo de Nestora Salgado. En los siguientes días, los pobladores decidieron sacar de forma definitiva a los delincuentes. Unos 700 pobladores, según los reportes periodísticos, instalaron retenes en todas las entradas del municipio. Lo hicieron, también, para evitar represalias del grupo delictivo.

En gobierno municipal que encabezaba el priísta Eusebio González Rodríguez intentó negar los hechos. Fidel Mejía Ruiz, comandante de la policía de Olinalá, dijo en un reporte que entregó al gobierno del estado que la revuelta se debió a una confusión, ya que pobladores localizaron abandonada una furgoneta propiedad del transportista Juan Mejía Martínez y pensaron que había sido secuestrado.

Como los días transcurrieron y las evidencias de su omisión antes los hechos de violencia se acumulaban, el presidente municipal decidió convertirse en uno de los principales detractores del movimiento y, en particular, de Nestora Salgado, quien después se convirtió en la comandante de la Policía Comunitaria del municipio.

La detención

La tarde del 21 de agosto 2013 al salir de cargar gasolina, Nestora Salgado fue detenida por militares, marinos y policías estatales. Nestora fue llevada a Acapulco y de inmediato la trasladaron al penal federal de Nayarit. Ocho meses después fue enviada a la cárcel de Santa Martha Acatitla en la Ciudad de México.

Una semana antes en Huamuxtitlán, la Policía Comunitaria que encabezaba Salgado García detuvo al entonces síndico de Olinalá, Armando Patrón Jiménez y otras cinco personas, por proteger a los asesinos de dos ganaderos y los envió a la casa de justicia de El Paraíso a reducación.

Después de estos hechos se vino una andanada de detenciones en contra de policías comunitarios. Hasta hoy siguen en la cárcel los policías comunitarios: Bernardino García Francisco, Ángel García García, Eleuterio García Carmen, Abad Francisco Ambrosio, Florentino García Castro, Benito Morales Bustos, Rafael García Guadalupe, José Leobardo Maximino y Antonio Cano Morales, Samuel Ramírez Gálvez, Gonzalo Molina González y Arturo Campos Herrera.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top