Home / Locales / Detectan especialistas de la UNAM altos niveles de contaminantes en río de Taxco
Detectan especialistas de la UNAM altos niveles de contaminantes en río de Taxco

Detectan especialistas de la UNAM altos niveles de contaminantes en río de Taxco

Investigadores del área quimicobiológica de UNAM detectaron niveles altos de coliformes en la cuenca del río y la barranca de la comunidad de San Juan de Dios, lo que implica un “enorme riesgo epidemiológico” para la población, debido a que la zona ha sido contaminada principalmente por las descargas directas de los residuos tóxicos de los talleres de platerías, heces fecales, desechos de algunos servicios como la elaboración de tortillas y sacrificio de pollos sin regulación, entre otras cosas.

En un trabajo de investigación en conjunto con la asociación civil Pueblo Sa-Bio y habitantes del lugar, se detalló que la contaminación es generada por la engorda de ganado vacuno que “descarga directamente a la barranca, elaboración de quesos y descargas individuales y dispersas de varias casas habitación”.

Eliseo Cantellano de Rosas, responsable del grupo de investigadores y de estudiantes de la facultad de Biología de la UNAM que llevan a cabo el proyecto para el saneamiento ambiental de la cuenca, informó que la comunidad de San Juan de Dios tuvo un manantial en el siglo 17 llamado La Calera, con un suministro abundante de agua, y en el siglo 20 hubo 100 familias en la zona con la actividad pecuaria en la parte alta de la barranca, y en la baja, viveros.

En el siglo 20, agregó, hubo 11 pozos de agua “de buena calidad” en la barranca que suministraron a la población.

A mitad del siglo pasado, la migración por falta de empleo así como lo último de actividades mineras, artesanías plateras, hotelería y agropecuarias generó el problema, resaltó.

Los análisis que hicieron los estudiantes y docentes del área quimicobiológica de UNAM detectaron de 200 a 300 unidades de coliformes fecales en cada 100 mililitros de agua, lo que “implica un enorme riesgo epidemiológico para la población”.

El investigador informó que se localizó contaminación química de nitratos, fosfatos y materia orgánica y agregó “hay gestiones de abastecimiento de cloro para la potabilización del agua, lo que implica un enfoque más integral para el saneamiento de la cuenca”.

Cantellano de Rosas lamentó que se perdieron cinco pozos artesianos de los 11 originales y alertó que los que se mantienen están cerca de los escurrimientos de los contaminantes.

Dijo que aunque se ha perdido 50 por ciento del escurrimiento del agua, la otra parte se mantiene; empero, la sequía se ha incrementado.

Informó que anteriormente la sequía era de abril a mayo, y ahora es de diciembre a mayo, lo que “se puede agravar más”.

Agregó que es necesaria y urgente la desinfección de los pozos de agua, la atención integral contra los contaminantes, la continuación de los análisis y el monitoreo del agua como lo hace el grupo de investigadores y alumnos de la UNAM, garantizar el suministro del cloro y establecer la red de drenaje de las casas que actualmente están descargando en la barranca, entre otras acciones de remediación.

También promover biodigestores y humedales familiares, y “no esperar a la gran obra, sino empezar en la zona”, propuso.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top