Home / Opinión / De Frente: Pendejos
De Frente: Pendejos

De Frente: Pendejos

Por: Miguel Ángel Mata mata

Decía Einstein que “la mente es como un paracaídas. Sólo funciona si se abre”.

“Me siento como un pendejo”, dijo Hipólito Mora, líder de las autodefensas michoacanas al verse preso. La juez consideró que defenderse es un delito. Por eso dijo lo que dijo. Tal y como muchos en este país nos sentimos. Ni modo. Aquí nos tocó vivir, dijera la señora Pacheco. Como pendejos.
La muerte de estudiantes y la desaparición de 42 jóvenes normalistas en México es una tragedia de dimensiones inmensas. La muerte de caricaturistas y editores de la revista francesa Charles Hebdo lo es también. El trato que se ha dado a cada una de las tragedias ha dejado aquí, un país de pendejos. Allá no.
En septiembre, cuando los muchachos fueron cazados como conejos, los gobiernos nos vieron la cara parecida a la de Hipólito. A una semana de la tragedia el presunto asesino intelectual huyó. Luego cayó el gobernador. Fue casi un mes después cuando el gobierno federal llegó, en la persona del Procurador de Justicia, a la escena del crimen. Casi un mes después.
En París fue el mismo día cuando sus gobiernos reaccionaron con violencia. Cazaron a los terroristas. Les mataron. Hubo impresionante manifestación de apoyo popular a la acción de su gobierno, de sus políticos, de sus policías.
La inacción del gobierno mexicano ha dejado secuelas. La inmediata acción del gobierno francés también. Aquí aparecieron organismos de derechos humanos internacionales, nacionales, estatales, municipales que exigen garantizar el derecho de los criminales. En París fue lo contrario. Llegaron los líderes mundiales a condenar el terrorismo y a aplaudir la ejecución de los asesinos.
En México el estado de cosas fue modificado al paso de la lentitud oficial. La exigencia de justicia por la tragedia ha crecido como una bugambilia: para todos lados. Todos quieren resguardarse en su sombra. La exigencia de justicias original ha cambiado. Las carreteras han sido tomadas por delincuentes. El amago de secuestro a ciudadanos es cotidiano, sobre todo en la capital del estado, Chilpancingo. El robo de mercancía a empresas privadas es cosa de todos los días. Inclusive un senador de la República, Armando Ríos Piter, ha renunciado a su aspiración a gobernar Guerrero porque “estamos de luto”.
¿Qué pasa aquí que no suceda allá? ¿Por ser primer mundo y nosotros del último? Tal vez. El gobierno francés reaccionó de inmediato al reclamo natural de justicia porque es soberano. Sabe que su origen tiene bases populares. Aquí no. Aquí el gobierno obedece a elites partidistas y económicas bien definidas, que están muy pero muy alejadas del pueblo.
Luego de la tragedia de Iguala han sido presos decenas de presuntos culpables. Algunos por los hechos. Otros, como la señora Ángeles Pineda Villa, por otros delitos. Han aparecido infinidad de organizaciones y partidos que apuntan en sentido contrario a los delincuentes. “Que se vaya Peña”, dicen, y encubren el origen de la maldad: la ambición de los partidos de la Revolución Democrática, Movimiento Ciudadano, del Trabajo y el dedazo del actual dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional, Andrés Manuel López Obrador. Ellos impusieron a Abarca, lo mismo que a decenas de criminales enquistados en sus partidos políticos.
El gobierno de México, por su ineptitud y lentitud en su accionar, es responsable de la degeneración de la exigencia de justicia de los padres de los desaparecidos. Son beneficiarios criminales de esa demanda grupos de pandilleros que han amasado una pequeña fortuna con el saqueo de las casetas de cobro y el robo de mercancía a empresas privadas en la Autopista del Sol. Y somos responsables todos por permitirles, al mal gobierno y a los pandilleros, su actuar.
Unos y otros nos han dejado como a Hipólito. Hemos recorrido la gama completa de la pendejez.
El Diccionario de la Real Academia Española nos dice que pendejo viene del latín pectinicŭlus; de pecten, -ĭnis, pubis. Es el pelo que nace en el pubis y en las ingles. O sea es un pelo que no sirve para nada, dolería mucho arrancarlo y siempre que arrojamos nuestros desechos lo cagamos.
También se define asi a un hombre cobarde y pusilánime. A un tonto, estúpido. A una persona de vida irregular y desordenada. ¿Estamos todos en esa condición? Nos acobardamos ante el pusilánime gobierno federal y somos pusilánimes ante el abuso de los pandilleros que dicen ser maestros y nos imponen sus reglas con el uso de la violencia.
El término pendejo se usa como insulto en la mayoría de los países de Hispanoamérica. En Chile, Uruguay, Argentina y Paraguay, se usa coloquialmente para referirse a alguien más joven.
En Perú y Bolivia se usa para referirse a una persona astuta o ladina. En Puerto Rico, Cuba, Costa Rica y República Dominicana, se usa para referirse a una persona miedosa o cobarde. Incluso en los Países Bajos, se llama asi una banda de Stoner Rock que cantan en español: Los Pendejos.

En México ser pendejo es el cornudo que permite que su mujer le engañe. A quien han engañado como a un niño. A quien exhiben como un tonto. A quien se engaña con facilidad.
Un ilustrativo chiste muestra el anhelo pendejo por pretender ser un pendejo: “¿Quién es ese señor con tanto dinero?” pregunta el chaval al padre; “es un pendejo”, le responde. “¿Y aquel con ese coche tan lujoso?”, es la segunda pregunta. “Un pendejo”, es la segunda respuesta”. “¿Y ese que tiene tantas mujeres hermosas?”, es un pendejo, salta la tercer respuesta. La cuarta pregunta es al hijo: “¿qué quieres ser de grande, hijito?”. “Un pendejo, papá”.
“Todos somos unos pendejos por tener gobiernos como los que tenemos”, coinciden la mayoría de los mexicanos. “Pero todos quisiéramos ser esos pendejos que nos gobiernan”, coinciden los que violentan a los pendejos que se dejan. A final de cuentas todos pendejos. Hipólito lo sintetizo. Somos lo que le sigue a pendejo…
TRASCENDIÓ
QUE la salida del senador Armando Ríos Piter, de la carrera por la gubernatura evidencia que en el PRD han comenzado a actuar los grupos fácticos de siempre. Los Chuchos, se quedarán con la decisión de imponer candidato a gobernador y a los presidentes municipales de Acapulco, la capital del estado, Iguala y Zihuatanejo.
QUE el gobernador constitucional, Ángel Aguirre Rivero y el grupo Guerrero, que encabeza David Jiménez Rumbo, se quedarán con el reparto de diputaciones federales, diputaciones locales y presidencias municipales.
Que la pregunta es: de los cuatro aspirantes que quedan ¿Quién tiene cercanía directa con la cúpula perredista? Podemos descartar al negociable Sofío Ramírez. Lo mismo con quien es jefe de facto de los delincuentes que han secuestrado las casetas de peaje, Víctor Aguirre Alcaide. En el ánimo de Los Chuchos aparece Sebastián de la Rosa pero, sobre todo, Beatriz Mojica Morga quien fue la coordinadora de alianzas del CEN del PRD hace cuatro años, cuando Aguirre Rivero se convirtió en gobernador aliancista de Guerrero.
QUE Luis Walton Aburto busca con ansiedad la candidatura a gobernador por una alianza que aglutine al PRD, Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo y al Movimiento de Regeneración Nacional. Cuando menos en el PRD uno de los jefes perredistas de facto, Ángel Aguirre, aun no le paga la deuda de hace cuatro años: fue el factótum para convertirlo en gobernador. A Morena y Movimiento Ciudadano los tiene en la bolsa. Le falta convencer al PT y… a Los Chuchos.
QUE en el PRI la decisión para designar al candidato se corre a los primeros días de febrero. De entre los que aparecen en las encuestas no puede descartarse a nadie en tanto que al designar a los candidatos de unidad a diputados federales, es evidente que los grupos han pactado. Es improbable la deserción de alguno, como hace cuatro años pues el espacio para un candidato aliancista la tiene en la bolsa Luis Walton Aburto, en caso de darse.
QUE aun asi, las patadas debajo de la mesa entre los priístas están a la orden del día. De Cuauhtémoc Salgado se sabe que es negociable. A Héctor Astudillo le pesa como loza su huida del Congreso Local cuando Rubencito Figueroa le dio un manotazo en el escritorio. Que a Mario Moreno se le reconoce su cercanía con el presidente priísta Enrique Peña Nieto y que la perversidad al convertirse en factor de experiencia llevaría al mas duro de los duros, Manuel Añorve, a convertirse en candidato por su habilidad de enfrentar retos.
QUE en la región der La Montaña los delincuentes al servicio e Víctor Aguirre Alcaide acumulan denuncias en la PGR en su contra. La madrugada de este lunes arrancaron las líneas de comunicación del periódico Noticias de La Montaña, propiedad de la editora Brenda Nava Mancilla. Otra denuncia en su contra. Las órdenes de aprehensión, por parte de PGR, están a punto de salir. En cualquier momento les echan el guante.

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top