Home / Locales / Cunden pueblos fantasma en Tierra Caliente por la violencia
Cunden pueblos fantasma en Tierra Caliente por la violencia

Cunden pueblos fantasma en Tierra Caliente por la violencia

Hay tanto temor en 25 pueblos de la sierra de San Miguel Totolapan y Ajuchitlán, que se encuentran a punto de quedar abandonados de manera total para convertirse en pueblos fantasmas. Aunque en seis poblaciones, ya no vive nadie.

Así lo denunció quien aseguró llamarse Enrique García y que por temor pidió que se le tomara una foto de espaldas, “pues si saben quién soy, soy hombre muerto”, explicó quien declaró que la delincuencia organizada ha asolado el área, pese al clamor y denuncias que se han hecho a militares, policía federal y a autoridades políticas.

“Nadie nos hace caso y ya no sabemos qué hacer”, denunció el declarante, quien acudió al reportero hasta Ciudad Altamirano, para que “los que no lo saben, conozcan que nos están acabando, pues ni el gobernador, ni los senadores o el diputado federal o los locales, quieren hacer algo”.

Este martes 19 de mayo, dio como ejemplo, huyeron 45 personas, debido a que no han sido capaces de juntar todo el dinero que piden los secuestradores y que llega en ocasiones hasta el millón de pesos, “entonces les piden que se vayan de allí”.

De acuerdo al informante, poblaciones como Barranca de Iguala, La Laja, Santa María Sur, El Barroso, San Rafael y San Juan Tehuehuetla, están ya completamente abandonadas; varios se han refugiado en Chilpancingo, a los que les da el gobierno, 20 pesos diarios para su alimentación.

De los refugiados en la capital de Guerrero, a algunos los enlistaron como posibles beneficiarios de una vivienda, “pero no se quieren venir pues tienen miedo”, detalló que el ambiente de zozobra e incertidumbre, se vive desde hace cuatro años, pero que desde el 2013, se ha recrudecido.

En esas poblaciones han cerrado también, dijo, carnicerías, paleterías, tiendas de abarrotes, e incluso han tenido que sacar el ganado flaco ante la desesperación de no poder reunir la cantidad que piden para el rescate. Puerto del Coco, puso un ejemplo, sólo está abierta una “tiendita pequeñita”, que ya no tiene los productos básicos.

“San Miguel y Ajuchitlán comparten la sierra, hemos pedido ayuda, me he comunidad a los servicios de emergencia con reacción tardía, pero no mejora nada”. De las seis personas adineradas que vivían en esa comunidad, ya se fueron y sólo se quedaron los que sobreviven de las pocas remesas que envían de Estados Unidos.

No obstante, el dinero que les envían a algunos, les es arrebatado por “esa gente” cuando se enteran que han cobrado, “la gente ya no quiere vivir allí, y hasta pedir 200 pesos prestados ya nadie lo hace”.

El acoso y la vigilancia de “la gente mala” es tanta, dijo Enrique, que hasta preguntan a quién le hablan por teléfono celular, en caso de que los sorprendan haciendo una llamada, verifican que sea la misma persona quien dijeron le habían hablado.

Lugares como Puerto del Coco, explicó, ha llegado a ser el tiradero de cuerpos, cadáveres que bajan la policía federal y los militares de las partes más altas.

-¿No han ido candidatos a hacer campaña a esos lugares?

-Sólo Saúl Beltrán (candidato priísta a la diputación del distrito 18 local), quien prometió meter el agua entubada, pero sabemos que no va a funcionar pues muchos pueblos están aislados.

Enrique García reclamó apoyos del gobierno estatal y federal más sustantivos, pues cuentan con un comedor comunitario en donde preparan comida a base de soya “y que la gente ya no quiere pues quiere comer otra cosa, estamos solos y desesperados”.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top