Home / Locales / Con marchas condenan los 9 meses de la desaparición de los 43
Con marchas condenan los 9 meses de la desaparición de los 43

Con marchas condenan los 9 meses de la desaparición de los 43

A nueve meses de la desaparición de estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) marcharon por el bulevar que conecta a la autopista del Sol hasta el punto conocido como Parador del Marqués, donde hicieron un mitin para reprochar que la justicia no ha llegado a las 43 familias y lejos de que el gobierno de Rogelio Ortega pugne por la justicia, manda a policías antimotines para reprimirlos.

La marcha comenzó minutos después de las 11 de la mañana en el plantón que tiene la Ceteg, que encabeza Ramos Reyes Guerrero, en la avenida Rufo Figueroa; el contingente tomó los carriles de la autopista del Sol en dirección de norte a sur, hasta llegar al punto conocido como Parador del Marqués.

Aunque en un principio el dirigente de la Ceteg había informado que el contingente se dirigiría al Palacio de Gobierno donde harían el mitin, las bases acordaron que se hiciera en ese lugar, emblemático porque ahí ocurrió el asesinato de dos normalistas de Ayotzinapa, en diciembre de 2012.

Un viernes 26, pero de septiembre del año pasado, policías municipales de Iguala, junto con integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos, desaparecieron a 43 estudiantes, que hasta la fecha no se sabe de su paradero y a nueve meses de su “desaparición forzada”, los padres de familia, alumnos de esa normal, maestros de la Ceteg e integrantes de diversas organizaciones sociales exigieron la presentación con vida de los estudiantes y castigo para los responsables.

En el mitin de este viernes, Ubaldo Ramírez Gálvez, hermano de Samuel, policía comunitario que está preso en el penal de Chilpancingo desde 2013, detenido junto con otros 12 compañeros de la Crac, entre ellos Nestora Salgado, Gonzalo Molina, Arturo Campos, exigió la liberación inmediata porque “no son delincuentes, son policías comunitarios elegidos por su pueblo para cuidar y proteger sus comunidades de la delincuencia y no puede ser que ellos estén presos, mientras que los verdaderos delincuentes anden sueltos por las calles”.

También tomó la palabra Lilia Vázquez López, integrante del Comité de Familiares y Amigos de Desaparecidos, Secuestrados, Asesinados del Estado de Guerrero, quien desde el 17 de diciembre de 2008 tiene desparecido a su esposo Jesús Bello Moreno.

Manifestó que acudió a la marcha a manifestar su solidaridad y apoyo, porque no solamente son 43 estudiantes de Ayotzinapa, sino son cientos de guerrerenses los que están desaparecidos en el estado.

“Mi esposo está desaparecido desde hace siete años, hemos sufrido mucho y no nos escuchan, pero gracias a estos jóvenes de Ayotzinapa, que son como unos héroes, nos voltearon a ver; gracias a esos jóvenes nos voltea a ver el gobierno, la prensa un poco; somos más lo que sufrimos esta situación. A veces es difícil porque estamos solos, porque no sólo es hacer acto de presencia, es vivir con este dolor”, narró.

Finalmente el contingente de la Ceteg regresó en marcha a su plantón, que está en la avenida Rufo Figueroa y la calle Circunvalación.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top