Home / Locales / APRESAN A 14 CON DROGA Y ARMAS EN PETAQUILLAS
APRESAN A 14 CON DROGA Y ARMAS EN PETAQUILLAS

APRESAN A 14 CON DROGA Y ARMAS EN PETAQUILLAS

Dentro de un camión de la ruta Colotipla-Chilpancingo, la Policía Comunitaria del Frente Unido de Seguridad y Desarrollo del Estado de Guerrero (Fusdeg), en su segundo día de asentarse en el pueblo, decomisaron 39 kilogramos de mariguana dentro de la maleta de un pasajero.

De esa acción, 10 detenidos, más cuatro, dos de un día anterior y los otros de esta misma tarde después de una balacera, todos ligados a la delincuencia organizada.

Recobra especial relevancia en el pueblo el intento de ayer por frenar el ingreso de la Policía Comunitaria a Petaquillas de habitantes del camino hacia Quechultenango. “¡Por qué no querían rétenes!”, gritó con aparente sarcasmo uno de los policías comunitarios al ver que sus compañeros traían a los detenidos del camión.

Los habitantes del camino a Quechultenango, unos 200, marcaron los límites hasta dónde podían llegar los comunitarios que pidió la gente de Petaquillas, porque, según dijeron, no los necesitaban.

En el perímetro de Petaquillas, los comunitarios instalaron un retén con definido objetivo: revisar minuciosamente todo vehículo que transitaba por Petaquillas, paso obligado hacia Quechultenango. Entre ellos, el camión de la ruta Colotipla-Chilpancingo, con el rótulo Río Azul y placas de circulación 35-54-FMC, donde encontraron, después de bajar a los pasajeros, una maleta negra de cargo que al abrirla llevaba dos bultos grandes y uno pequeño. Se trataba de 39 kilogramos de mariguana, los dos bultos más grandes de 18.5 cada uno, y el pequeño de dos kilos, se supo cuando los comandantes la presentaron en la comisaría municipal, lugar que se convirtió en base del Fusdeg. Los comunitarios llevaron hasta la base el camión y los 10 detenidos, incluido el chofer de la unidad del transporte público.

Con 32 horas de tomar la seguridad de Petaquillas, además, el sistema del Fusdeg decomisó tres armas, dos largas de grueso calibre y un corta; un coche blanco Renault HBE-61-63, en las que supuestamente realizaban acciones de narcomenudeo.

A la presentación del arsenal, le siguió un operativo inesperado a los policías comunitarios: en el cerro de la Cal, unos hombres, que más bien parecían hormigas desde el Zócalo, corrían hacia lo más alto, y los vigías del Fusdeg los detectaron, y comenzaron la persecución.

Desde abajo, después que las camionetas comunitarias subieron, se escucharon disparos. Al regreso de los comunitarios traían con ellos dos detenidos, una adolescente de 15 años y un hombre adulto maduro. Les dieron alcance, los detuvieron y llevaron hasta la base para iniciarles una investigación por delincuencia.

Los comunitarios al presentar los resultados de su llegada dejaron claro que el objetivo es la ciudad de Chilpancingo. Salvador Alanís, uno de los que comandan grupos de policías comunitarios, reprochó que los policías estatales y militares les hayan impedido entrar libremente a Petaquillas, cuando la seguridad del pueblo no les interesa, por ejemplo, dijo, cuántos camiones del transporte público cruzaron a la ciudad con droga.

“Si Chilpancingo no pone orden, les invitamos a que aprendan a cuidarse solos”, soltó Alanís a manera de advertencia de abarcar más espacio. En la carretera federal Chilpancingo-Acapulco cada quien guarda sus límites: del puente peatonal más cercano a la entrada de Petaquillas, los policías comunitarios. Unos metros más adelante, hacia la ciudad, militares a orilla de carretera.

FUENTE: lajornadaguerrero.com.mx

¿Qué opinas de esa nota?

Scroll To Top